domingo, 26 de diciembre de 2010

SU MAJESTAD EL BUÑUELO

Por esta época de navidad los buñuelos se convierten en Colombia y supongo que igual en muchos países Latinoamericanos en un plato esencial, su origen indudablemente es Español pero con el tiempo evolucionó hasta el que conocemos actualmente, con menos azúcar y más queso.

En algunos países los buñuelos son dulces y aún son hasta ahora para mí desconocidos, como el buñuelo de melao.


Buñuelo de melao:

Ingredientes para la receta de Buñuelos de Melao:


• 1 Kg de queso costero o cualquier queso fresco
• 500 grs. de harina de maíz
• 3 huevos
• 250 grs de azúcar 8 cucharadas o un pocillo de leche
• 1 pizca de sal
• 250 grs de panela rallada
• 2 vasos de agua
• Clavo de olor


Elaboración:

Paso 1: Deshacer el queso y colocar en un bol junto con la harina de maíz o maicena, incorporar los huevos previamente batidos y mezclar bien. Poco a poco ir incorporando la leche hasta obtener una pasta homogénea y con la consistencia suficiente para poder hacer unas bolitas.
Paso 2: Calentar muy bien el aceite, y freír los buñuelos hasta que comiencen a flotar y se doren, retirar sobre papel de cocina para que absorba el aceite.

Paso 3: Preparar el Melao; colocar en una cazo la panela rallada junto con el agua y los clavos de olor, dejar hervir hasta obtener un almíbar en punto de hilo.
Paso 4: Volcar el Melao sobre los buñuelos usando un tamiz o colador de té y servir tibios.

Trucos, secretos y variantes para los Buñuelos de Melao:

• Los buñuelos pueden tomarse también solos o con dulce de moras.
• Para probar si el aceite esta en su punto se toma una bolita pequeña de la preparación de los buñuelos, se echa en el aceite caliente y si la bolita sube rápidamente el aceite esta en su punto. A freír sus buñuelos.

LOS CHURROS. Nos llegaron de España y se elaboran en México, Uruguay, Argentina, Chile, Colombia, Perú, República Dominicana, Costa Rica Venezuela y Cuba Efectivamente según Wikipedia tiene su origen en la repostería Española, en Perú son llamados picarones. Este plato tiene sus orígenes en los tiempos del Virreinato del Perú. Posiblemente una adaptación de los buñuelos españoles que consumían los conquistadores y la población de esclavos y que resultaban más caros.



Buñuelos de viento.

Son típicos del Brasil, Es muy usual el día de Todos los Santos, 1 de Noviembre, junto con los Huesos de Santo, que son tubitos de mazapán rellenos de yema u otro dulce.
Obviamente en España por ser el país de origen hay gran cantidad de variantes del buñuelo.

- Buñuelo de bacalao – Buñuelo de manzana – Buñuelos de banana – Buñuelos de membrillo – De gambas y pescado – De langostinos con salsa roja – De zanahoria y coco – Dulces – De bacalao y pasas – De Pietrasanta – Los de San Cándido y quien sabe cuantos más que ojala algún día podamos probar.

Seguramente los que comieron los Españoles durante la conquista y colonia en América fueran los dulces y los churros de más fácil preparación y que los nativos copiaron y variaron su receta hasta las de hoy día. Recuerdo los primeros churros que se vendieron en Medellín en mil novecientos no me acuerdo, era un caballero Español que montó su negocio en un pequeño local contiguo a la floreciente heladería Noches de luna de la calle San Juan. Con un exótico gorro de cocinero los preparaba y vendía a una clientela embelezada con este nuevo sabor.

La receta del buñuelo Antioqueño que trae la tradicional caja de Maizena incluye huevo y en mi casa se hizo así durante muchos años, quedaban buenos, pero al otro día amanecían como piedras para manifestaciónes de la U de A.

Solo fue hasta que mi amigo Jaime Martínez me confiara su receta personal que mejoró la cosa, duran varios días suaves y blandos, la solución: No añadir huevo a la mezcla. Los bauticé como buñuelos Manhattan.


BUÑUELOS MANHATTAN
(Buñuelo Antioqueño de Yarumal)

1 Taza de harina cernida
1 Taza de queso molido
Una cucharadita de azúcar
Una pizca de levadura
Leche y agua

Se cierne la harina y se le incorpora el queso el azúcar y la levadura, se mezcla y luego se le va agregando el agua hasta obtener una masa aún dura, entonces se echa leche poco a poco hasta obtener la masa con la consistencia precisa para hacer las bolitas del buñuelo..
Previamente se a puesto en el fogón una vasija con aceite a fuego alto en la que se van metiendo las bolitas de los buñuelos teniendo presente bajar el fuego del fogón a medio calor y cuidando que las bolitas no se peguen al fondo pues deben quedar flotando, de lo contrario explotarán casi de seguro, Jaime Manhattan puede dar fe de esto pues en una ocasión le explotó un buñuelo y aún conserva una mancha roja en su frente que desde entonces lo asemeja a Gorvachov.


Los buñuelos van girando en la medida que se frien, cuando adquieren el color dorado se bajan a una vasija con papel cocina para que absorba la grasa.
Aquí en navidad se acompañan con natilla y hojuelas. Pero en cualquier otra época del año son exquisitos con una tasa de chocolate.

No sobra agregar que los campesinos los llaman boñuelos al igual que llaman a la gelatina jaletina, palabras que podrán encontrar en el diccionario paisa de este mismo blog.
Feliz navidad y año 2011.