sábado, 11 de junio de 2011

TRES AÑOS DE RETAZOS

JUNIO DE 2008 - JUNIO DE 2011

Recorremos el camino de la vida acumulando constantemente imágenes y sensaciones, descubriendo a cada instante cosas nuevas, colores, sabores, olores, sonidos, texturas y sentimientos. La vida es una aventura que nos regala a veces alegría y placer y otras dolor y tristeza. Aprendemos a reir y a llorar, es un aprendizaje de todo esto en relativamente muy poco tiempo, pero estamos hechos para eso, para grabar tan enorme información y procesarla para finalmente aplicarla con coherencia en nuestro dirio vivir.

Entre todas esas experiencias algunas son extraordinarias y dignas de compartir, todos indefectiblemente nos encontramos con situaciones que piden ser contadas, por eso el cabezote de retazos de la vida cita esa trascendental frase de Giovanni Papini: " Si un hombre cualquiera, incluso vulgar, supiera narrar su propia vida, escribiría una de las más grandes novelas que jamás se haya escrito."

Así fué que fuí acumulando cosas que guardaba con la esperanza de compartirlas a través de un libro, un libro que de pronto surgió en un arrebato y terminé de escribir en el año 2002. Ahora el asunto a resover era su publicación, era un libro en busca de editor. Por casualidad encontré que esta nueva y vertiginosa tecnologia de la internet ofrecía la posibilidad de hacerlo acercándonos a miles, millones de lectores ávidos de ver cosas y conceptos nuevos, entonces en un día de junio del 2008 estas ideas, cuentos, historias y cuentos, comenzaron a volar por la red y a ser ojeadas con curiosidad y espero aportando satisfacción y aprecio.

De ninguna manera aspiro a cosa distinta que a la de compartir algunas experiencias con mis arriesgados lectores que se han atrevido a abrir las páginas del blog para curiosear saltando a través de sus entradas.

Espero que este ejercicio les aporte algo y satisfaga sus expectativas, aspiro también a que el uso del lenguaje sea decoroso, para no hacer quedar mal a mi excelente profesor Don Póspero Lopera, al que siempre recuerdo con gratitud.

Tanbién quiero mencionar a Doña Lucila Gonzalez de Chavez, que por medio de su columna en el diario El Colombiano, nos guió amenamente por los caminos del buen uso del idioma.

Algunas de las historias aquí consignadas son verídicas, otras no tanto y por supuesto algunas son puro cuento. Me he permitido la libertad de incluir varios escritos, algunos anónimos, por considerarlos de excelente contenido. Transcrito mi libro inicial de 2002 he ido subiendo nuevos textos de historias y cuentos, espero seguir nutriendo con mis experiencias y opiniones el blog, para compartirlo sin ningún otro interes que ese.

Agradezco a todos los seguidores del blog, igualmente consigno que me han sido muy gratos todos los mensajes y comentarios que he recibido en esto tres años.

Salud.



video