martes, 1 de abril de 2014

NO ERES TÚ, SOY YO



Cuando llegue el momento en el que escuches frases como estas es que las cosas no van más, que están mal, o mejor dicho que todo se acabó.

NO QUIERO LASTIMARTE: ¿Ah, no? Pues ya lo lograste, quién no se va a lastimar cuando le espeten de repente y sin anestesia semejante sentencia.

VAMOS MUY RÁPIDO: ¿Como que rápido?, ¿Acaso las relaciones tienen también normas de velocidad?, ¿Habrá riesgo de una foto multa por exceso de velocidad?, consultaré las normas de tránsito y deberá haber alguna que mencione el asunto.

TE QUIERO COMO AMIGO: Esta si es mortal pal pecho, que tal alguien bien enamorado y que le digan esto. Mejor nada que esto.

NECESITO TIEMPO: ¿Como cuánto tiempo?, esas prórrogas de cumplimiento sin fecha fija y letra menuda son sospechosas

NECESITO ESPACIO: Palabras más, palabras menos, esto significa que tu objeto de amor se siente asfixiado con la relación, que te quiere a kilómetros, ábrele espacio, pero más, que se vaya a la porra.

ESTOY CONFUNDIDA: O sea, realmente no estoy segura si te amo a ti, a Luis, a Martin o a Rafael, quien sabe, tal vez a ninguno, o sea, estoy súper confundida.

NO ERES TÚ, SOY YO: LA MADRE… De todas las frases. ¿Cómo así?, ¿Significa que tu eres el desgraciado y lo reconoces tan olímpicamente?, esta frase es la campeona.

Si algo no funciona sería mejor ser directo y tener el valor de decir la verdad, como por ejemplo que te largas tras la secretaria de tu oficina y en caso contrario que estás derretida por el nuevo profesor de inglés. La verdad aunque duela es mejor que la incertidumbre de frases tan confusas.