viernes, 28 de noviembre de 2014

LA MUJER LOCA

A veces encontramos en la televisión estupendos programas, y este es el caso de "Diálogos" del canal Capital de Bogotá. Me sorprendí con una entrevista que le hicieron al escritor español Juán José Millás, que nos asombra con sus ágiles y entretenidos comentarios y su profundo conocimiento del idioma.



Durante sus visitas, el escritor se siente atraído por la idea de novelar la vida de Julia, aunque para lograrlo deberá enfrentarse a su bloqueo creativo con la ayuda de una psicoterapeuta. La realidad trastoca los planes del escritor cuando Emérita revela un secreto que ha guardado celosamente toda su vida. Lo que había comenzado como una crónica periodística se convierte entonces en una suerte de novela en la que él se verá involucrado como personaje. 

Historias como esta, escrita por Juán José Millás en el periódico El País de Madrid nos maravillan.

Duro destino

Por Juan José Millás

EL PAÍS - Cultura - 26-07-2006

Como la situación es un poco difícil de entender, el comunicado del museo la aclara asegurando que se ha llegado al acuerdo de llevar a cabo "la reposición de las piezas de acero que conforman la escultura Equal-Parallel / Guernica-Bengasi, que se encuentra en paradero desconocido". La verdad es que debería decir: Nos han robado una escultura de 38.000 kilos cuya búsqueda está resultando más complicada que la de una aguja en un pajar, por lo que hemos decidido realizar una copia exacta, una réplica idéntica, un facsímil análogo. Nada de eso. 

Vamos a reponer las piezas de acero que forman la escultura etcétera, etcétera, que se encuentra en paradero desconocido, etcétera. Pero a continuación, ladinamente, añade: "La escultura resultante tendrá a todos los efectos la consideración de original". Pura magia. Nada por aquí, nada por allá. ¿Sería usted capaz de adivinar en qué momento la expresión "reposición de piezas" se ha convertido en "la escultura resultante"? 

Alguien con esa capacidad para ocultar un hecho evidente -que se va a proceder a la copia de una escultura- puede esconder 38.000 kilos delante de sus narices. O sea, que yo investigaría entre los miembros del patronato (es broma, no se envisquen).Con todo, lo mejor es que ahora vamos a tener dos esculturas, una falsa, pero legal, y otra auténtica, pero ilegal. La escultura falsa, pese a su legitimidad, vivirá el resto de sus días amenazada por la existencia invisible de su hermana gemela. Duro destino saber que eres original porque lo dice un papel, un acuerdo, un decreto y no porque lo seas de verdad. La escultura robada no tiene papeles, es cierto, pero todo el mundo sabe -quizá ella misma también- que es la verdadera. Fantástica metáfora en un mundo amenazado por oleadas de sin papeles a los que llamamos ilegales, cuando quizá seamos una copia de ellos.

Julia trabaja en una pescadería y de noche estudia gramática porque está enamorada de su jefe, un filólogo apasionado de su profesión. Para completar su apretada agenda la joven ayuda en el cuidado de una enferma terminal, Emérita, en sus ratos libres. Es en su casa en donde coincide con Millás, que se encuentra allí preparando un reportaje.


Ahora los invito a ver su entrevista en el canal Capital



DIALOGOSMILLAS08OCT from Canal Capital on Vimeo.