lunes, 11 de enero de 2016

LOS OFICIOS

John Jairo Rodas Giraldo

Comienza otro año y la gente va pensando en retomar sus labores. Ahora hay mucho desocupado, para la muestra un botón. 

Recuerdo que nuestras mamás con su sabiduría nos decían: ¡mijo, coja oficio! Ya muchos oficios han desaparecido pero aún hay algunos que se mantienen


LOS OFICIOS

En el barrio donde vivo 
no ocurren hechos graves, 
esto pues hasta donde sé 
o tal vez, quizás, quién sabe.

Don Orlando en su farmacia 
anda en un dilema serio: 
si es remedio para males
o para males remedio.

Al mecánico del barrio 
por muy poquito lo matan, 
pues le lanzaron un tiro 
y se fue por la culata.

Alonso el carpintero 
tiene una gran aflicción, 
porque tiene que entablar 
dizque una conversación.

A Danilo el panadero 
se le ve achicopalado, 
lo notaron muy buñuelo 
haciendo pan aliñado.

Guillermo el verdulero 
me contó algo de Sonia, 
que el día menos pensado 
se volvió muy zanahoria.

Allí en la papelería 
me dijo Gloria asustada: 
¡es el colmo hombre Jairo! 
me tienen empapelada.

Jorge el electricista 
ayer se cayó de bruces, 
cuando jugaba al billar 
ahí se le fueron las luces.

Felipe que es albañil 
lo tienen en El Mental, 
pues se le corrió la teja 
mientras hacía un corral.

Doña Laura la del frente 
hace tiempo es costurera, 
como está desmemoriada 
coge la bota por fuera.

A Rogelio el carnicero 
se le nota muy extraño, 
dice que con quien se topa 
le ve cara de marrano.

Chumilo que es zapatero 
me decía hace un rato: 
que a nadie le faltará 
la piedrita en el zapato.

Lucho el de la vidriera 
me dijo muy de repente: 
lo primordial en la vida 
es ser uno transparente.

Un vecino que es lotero 
y que además es cieguito, 
al encontrarnos me dijo: 
aquí nos vemos lueguito.

Y el cura de la parroquia 
me decía con su desdén, 
el tiempo pasa volando 
y se va en un santiamén.

(John Jairo Rodas Giraldo)

2 comentarios:

Guillermo Leon Rodas Giraldo dijo...

Un aplauzo de felicitación por hacer el alargue de esos geniales, costumbristas y bucólicos versos llenos de crítica sana, zarcasmo medido y borbotones de humor. Enhorabuena y un saludo muy especial

Guillermo Leon Rodas Giraldo dijo...

Cordialusimo saludo