sábado, 23 de septiembre de 2017

STRIPTEASE DE LUNA



Un eclipse de luna
Es como un striptease invertido
En el espejo cóncavo del cielo

La luna se cubre
La muchacha se desnuda

Se acaba el show

La muchacha se cubre
La luna se desnuda

Y nosotros igual

Con los ojos heridos 
De belleza y lejanía

Nos vamos a la cama 
Mareados y aburridos

Sin luna 
Y sin muchacha

(León Gil, Venecia, Antioquia, Colombia)


EPITAFIO DEL MISÁNTROPO

Aquí no yace
Ni vive
Ni ha vivido nadie

Aquí sólo hay
Silenciosa podredumbre
Gusanos murmurantes
Voraces gusanos

Largo. 

  De Coctel de versos para la mesa 3, 2002


A LA MODA CON LA MUERTE

Todo el mundo habla de cadáveres bajo el puente
De muertos en el rastrojo
De bultos podridos en la barranca
De los desnudos espantapájaros y niños
Cubiertos solamente por las moscas
Del rumor de la muerte
Que sin reglas y sin tregua
Juega noche y día
A la desaparición y al escondite

Hombres y mujeres jóvenes y viejos
Andamos a la moda con la muerte:
La lucimos en los ojos
Como el último grito de la vida 
La llevamos en los pies
Como si camináramos por las pasarelas del infierno

Tanta orfandad tanta elegía
Tanta sangre y tanto luto en el poema:

Las flores y los cantos solo sirven
Para los desposados con la muerte

 De Coctel de versos para la mesa 3, 2002


A Raúl Gómez Jattin

Cuando alguien me dice
Cariñosamente loco
Siento el deber de aclararle
Que yo no soy un loco
Que yo soy un demente
Que un loco es un genio
Que un demente es un enfermo
Que yo estoy enfermo
Grave
Como el dios de Vallejo
Grave 
Como el Vallejo de dios
Grave como Lázaro
Poco antes de morir
Por última vez


León Gil. Nació en Venecia en 1954. 

Así lo presentó el poeta Juan Manuel Roca en el Magazín Dominical del Espectador: “Aunque nació en Venecia –Antioquia- las aguas que más lo atraen no necesitan de góndolas, pues al río del lenguaje se enfrenta a contra corriente. León gil nació en 1954, ha publicado tres libros de poemas, y estudió Física en la Universidad de Antioquia”.
Ha publicado textos y poemas en diferentes periódicos y revistas; como también en algunas antologías nacionales e internacionales.
En 1996 fue invitado al VI Festival Internacional de Poesía de Medellín.

Ha leído sus poemas en varios escenarios de Colombia.
En reseña de su primer libro, Del Huerto de Van Gogh, el poeta John Galán Casanova, dice: “La adopción del tono de la cartas que Vincent dirigía a su hermano, despojándolas de detalles técnicos y anotaciones circunstanciales, forma parte del variado conjunto —de por sí original— de propuestas poéticas emprendidas por el autor, que comprende desde composiciones clásicas, como nocturnos, epitafios y acrósticos, hasta formas menos convencionales, como mensajes S.O.S. y grafitis… Si los procedimientos de composición poética se caracterizan por su diversidad, los temas expresados son los mismos que obsesionan la existencia de Van Gogh; el sol (léase fuego— fiebre), la locura, la pasión, los colores... La exaltación del universo cromático del pintor se logra  gracias a las cadencias y las astucias de la palabra. 

En fin, de la lectura de estos poemas de León Gil, celebro haber afianzado dos esperanzas: la primera, que el arte sigue siendo un recurso eficaz del hombre ante la muerte; para decirlo con Saint—John Perse, que "el poeta está aún con nosotros, entre los hombres de su tiempo, habitado por su mal"; y la segunda, que los artistas continuarán defendiendo ciertos artistas de los abusos de los comerciantes y de las buenas gentes de siempre”. 

En reseña de su tercer libro, Coctel de Versos para la Mesa 3, el poeta Pedro Arturo Estrada escribe: “El humor trágico que destila su poesía es una de las cosas por las que se le recordará. Hay en L. G., un ansia por decirlo todo de una buena vez, una compulsión expresiva que lo lleva a desbordar incluso el canon de lo aceptable “poéticamente” y es por ello que a veces algunos lo juzgan de desordenado y excesivo.

En COCTEL DE VERSOS PARA LA MESA 3, brillan por si solos poemas antológicos como Canción para Geoffrey Firmin, Poluciones Poéticas, A la Moda con la Muerte, N.N. y S.S., Lucífugos, Aguafiestas, Insania, Epitafio del Misántropo, Lapsus Cálami, Abcediario de los Poetaschifles, conocidos ya algunos entre sus amigos, pero también poemas en los que juega, se burla, se confiesa, increpa, desespera, sentencia, se defiende, pelea, propone, filosofa, con un lenguaje altanero, duro y eficaz como un cuchillo (los cuchillos de Gómez Jattin), este antipoeta y poeta nuestro, digno de leerse y releerse, León Gil”. Libros publicados: Del huerto de Van Gogh, (sin sello editorial), Medellín, 1990; Ecce Infans, (sin sello editorial), Medellín, 1996; Coctel de versos para la mesa 3, (sin sello editorial), 2002.




martes, 12 de septiembre de 2017

EL PAPA Y EL TAXISTA

Esta tarde tomé un taxi de regreso a mi casa y como cosa normal conversando con el conductor, don Iván Madrid, llegamos al tema de la visita del papa Francisco a Medellín.




Fotos de Iván Madrid

Muy emocionado me mostró unas fotos que le había tomado en el desprevenido encuentro.

Me contó que subía por la carretera de Las Palmas en su taxi sin saber que el papa Francisco no había podido viajar en helicóptero y venía desde Rionegro en un sencillo automóvil. Al ver la congestión parqueó su taxi y se llevó tremenda sorpresa cuando vio al papa pasar justo a su lado y aprovechó para saludarlo. Al verlo, el papa respondió a su saludo efusivamente. Nunca voy a olvidar ese hermoso momento, me dijo, mientras continuamos el viaje.

Al rato me envió las hermosas fotos que tomó cuando el papa pasó a escasos centímetros de su taxi, y que ahora son motivo de dicha para toda su familia.

ADIÓS AL AMIGO

"Tener un amigo no es cosa de la que pueda ufanarse todo el mundo". 
Antoine de Saint-Exupery 

Leonardo de Constantino nos comparte este bello texto en memoria de un amigo que partió. 
"Quiero recordar públicamente a un amigo pues creo que su ejemplo edifica a muchos".

Foto de: Leonardo de Constantino

Por estos días se cumple un aniversario más de su viaje definitivo. El viaje postrero de un ser vivo, muy vivo ( no en el sentido paisa ) que se murió de ganas de vivir, haciendo una de las cosas que más le gustaba, el senderismo, en la parte alta de la montaña que vemos a la derecha en la foto.

Con él acosumbré, en una época de mi vida, salir semanalmente a caminar, a trochar por las montañas aledañas al Valle de Aburrá. Las Baldías un día, el Romeral otro día, Aguasfrías, Piedras Blancas, o cualquier día, Alvernia, el mismo Manzanillo, el alto de la Polka, el Quitasol, Boquerón, Padre Amaya.... Me enseñó este amigo a amar mejor esta tierra. 

Era un deporte más del alma que del cuerpo.

A la cumbre que nunca fuimos fue al Escobero, a la derecha en la foto. Esa quedó pendiente. Y por allí tuvo su cita con su viaje definitivo. Por andariego y curioso, por descubrir nuevos caminos, perdió EL camino.

Literalmente "lo cogió la noche" y "lo agarró el frío". Caminaba y caminaba en la oscuridad para conservar su vida, y el calor de su cuerpo en ese casi páramo, y así se encontró con el manto de la noche y con el abrazo frío de la muerte.

"¿Hermano cuando volvés pues de Francia para que vamos caminar a una montaña de esas?", fue la última conversación telefónica que tuvimos. Me lo dijo con su sonoro acento paisa. Unos días después cayó como una semilla en la tierra, para crecer como un árbol. Cayó a un abismo oscuro, como oscuro e incierto es el abismo de la muerte. "Aunque camine por cañadas oscuras nada temo".

La hierba ha sido por antonomasia el símbolo del reposo, la apacibilidad y el descanso. Ahora su cuerpo descansa y yace en un cementerio de Aburrá, donde tomé la foto ( lugar que paradójicamente fue una finca donde vivieron mis abuelos y y tíos por un tiempo). 

Allí su cuerpo fertiliza este bello árbol, frondoso y amable como este querido amigo, hermano del alma, fecundo como su recuerdo fecunda y enriquece, hoy como ayer, la vida de muchas personas con su amistad, simpatía, rectitud, capacidad de escucha y de consejo. Además de su discreta ayuda a gente necesitada.

Él siempre supo que la maldad y la mentira existe, que hay gente, aún cercana, que no es de fiar. Pero su optimismo, su amabilidad nunca le hizo perder su alegría y generosidad. Mordaz y a la vez amable. Franco y a la vez servicial. Profundo y a la vez sencillo. Fue un hombre muy sociable pero profundamente libre.

Gracias a monsieur Vélez por su amistad. Gracias por enseñarme que en la vida se puede tener amigos, imperfectos como vos y yo, pero amigos. Que la lealtad existe, en un mundo donde la gente muchas veces no tiene amigos sino intereses o soledades acompañadas.

Hoy una amiga muy querida de él me compartió un poema qué él mismo escribió mucho antes de su muerte y que de manera impresionante, misteriosa, bella y conmovedora la anuncia:

"Y en mi noche postrera solitaria y oscura emprenderé un camino que yo nunca soñé... Y en el hondo silencio del bosque en la espesura, hundido en una fuente, en Dios descansaré".

Leonardo de Constantino.

lunes, 11 de septiembre de 2017

SALA DE URGENCIAS

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.
Agatha Christie.



En este largo trasegar por la vida y luego de tantos caminos andados y cimas escaladas me voy acercando a la séptima montaña.


Muchos senderos han sido planos, otros empinados y pedregosos. Tampoco han faltado pasos al borde de profundos abismos, ni las ocasiones en las que haya sido menester retroceder para corregir el rumbo. 



Y así, bien o mal, he llegado al borde de la séptima colina, esa que nos reta para que lleguemos a su cúspide cuando ya nuestra humanidad anda algo maltrecha. Es allí donde encontré un sitio que nunca había visitado y que siempre me había causado algo de temor. Un lugar al que solo llegamos cuando de repente algo anda mal y nos obliga a una minuciosa evaluación de nuestro vehículo físico.



Es un espacio blanco con corredores llenos de puertas que se van abriendo al golpe de la camilla. Al ingresar recuerdo una sucesión de imágenes frenéticas, mangueras que penden de tubos niquelados, bolsas de suero tambaleándose, rostros angustiados con gorras y tapabocas. Y en el cielo hileras de luces que parecen señalar el camino hacia la inconsciencia. 



En la sala de urgencias se define el albur de nuestro fin o trascendencia, del ser o no ser, del seguir o terminar.



Y todo esto lo asumimos con una pasividad y resignación que no soñábamos poseer. Las enfermeras entran y salen recogiendo muestras de nuestros fluidos. Los médicos chequean la presión, la oxigenación, los pulsos, los latidos, el comportamiento de la pupila ante la luz de una linterna. Me siento como un fórmula 1 en el laboratorio de pruebas esperando ansioso el dictamen final.



Y la sétpima montaña sigue allí, esperándome, la veo a través de la ventana y de la niebla que vaga por el aire.



No puedo definir si es agradable o desagradable estar ahí; lo que es innegable es que es necesario.



El doctor me pregunta:

¿Qué enfermedades padece?
¿A qué es alérgico?
¿Qué cirugías ha tenido?


Y así siguió con una larga lista, y mis respuestas siempre fueron “No”. Caramba, hasta entonces me enteraba de que yo era Supermán.



No me quieras ahora porque estoy enfermo, pues así tal vez no sea amor sino lástima. No me pobretiés, diciéndome o diciendo por ahí, “Pobrecito”. Es que eso no consuela, humilla.



No confundas la lisonja con el elogio, que aunque parecen significar lo mismo tienen un origen opuesto, una procede de la envidia y la mentira, la otra, del respeto y el reconocimiento sincero. Aún así no me llenes de elogios cuando me ves en este trance, solo necesito respaldo y compañía.



Esta vez parece que mi mal tiene remedio, espérame montaña que voy para allá . Adiós sala de urgencias.


miércoles, 6 de septiembre de 2017

BIENVENIDO FRANCISCO



Bienvenido Francisco, Medellín te recibe con los brazos abiertos llenos de amor de ese amor que nos ha regalado Dios

Medellín te recibe con los brazos abiertos
todos juntos esperamos tu llegada
hoy brilla la esperanza, hoy brilla un mundo nuevo
y se alegran nuestros corazones
Tu llegaste a nuestra ciudad, a traer un mensaje de unidad
hoy estamos dispuestos a luchar por nuestra gran paz

Bienvenido Francisco, Medellín te recibe con los brazos abiertos llenos de amor de ese amor que nos ha regalado Dios

Mensajero de los pueblos, amigo de los buenos
Francisco hoy estamos muy felices
el sol brilla de nuevo, se engalanan nuestras calles
hoy damos un gran paso a nuestros sueños
Tu llegaste a enseñarnos el amor, peregrino de la misericordia Colombia se congrega para caminar hacia la reconciliación.

Bienvenido Francisco, Medellín te recibe con los brazos abiertos llenos de amor de ese amor que nos ha regalado Dios (Bis x3)

Crédito Televid - Medellín Colombia.
Entrada relacionada: El papa en Medellín.


Misa del Papa Francisco en Bogotá - EN VIVO




En Bogotá. Fotos: El Tiempo - Telesur









Su Santidad, aún no he podido perdonar.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Astropuerta septiembre del 2017



Hola:
El eclipse de Sol del 21 de agosto contó con muy buen clima tanto en la zona del eclipse total como en el área del parcial. La siguiente es la lista de los eclipses de Sol que cruzaran por Colombia en lo que resta de este siglo:
Eclipse anular de Sol el 14 de octubre de 2023
Eclipse anular de Sol el 26 de enero de 2028
Eclipse anular de Sol el 2 de julio de 2038
Eclipse anular de Sol el 31 de mayo de 2049
Eclipse anular de Sol el 12 de julio de 2056
Eclipse total de Sol el 11 de mayo de 2059
Eclipse anular de Sol el 11 de Junio de 2067
Eclipse híbrido anular/ total de Sol el 6 de diciembre de 2067
Eclipse total de Sol el 23 de septiembre de 2071
Eclipse anular de Sol el 15 de noviembre de 2077
Eclipse anular de Sol el 7 de febrero de 2092
Enseguida los eventos del mes.
Saludos
Germán Puerta
Astropuerta.com 
cel 315-3473859
@astropuerta
Fbook: Germán Puerta Restrepo

Principales eventos celestes de Septiembre 2017

Miércoles 6 – Luna llena

Martes 12 – Elongación máxima Oeste de Mercurio
Martes 12 – Ocultación de la estrella Aldebaran por la Luna visible en Norteamérica y América Central
Miércoles 13 – Luna en cuarto menguante
Sábado 16 – Conjunción de la Luna, Mercurio, Venus y Marte
Sábado 16 – Ocultación de Venus por la Luna visible en Sureste de Asia y Australia
Sábado 16 – Ocultación de Marte por la Luna visible en Ecuador y Colombia
Sábado 16 – Ocultación de Mercurio por la Luna visible en Filipinas
Miércoles 20 – Luna nueva
Viernes 22 - Equinoccio
Jueves 28 – Luna en cuarto creciente

Efemérides históricas de Septiembre 2017

Viernes 1 – 1979: La nave Pioneer 11 envía las primeras imágenes cercanas de Saturno

Domingo 3 – 1976: La nave Viking 2 aterriza en Marte
Viernes 8 – 2004: La sonda Genesis se estrella en Utah, Estados Unidos, con muestras de viento solar
Lunes 11 – 1822: El Santo Oficio en Roma anuncia que las teorías de Copernico pueden enseñarse libremente        
Martes 12 – 1758: Charles Messier observa la nebulosa del Cangrejo, M1 en su catálogo
Miércoles 13 – 1959: Lunik 2, primera nave en impactar otro mundo, la Luna
Jueves 14 – 1769: Nace Alexander von Humboldt,  geógrafo, astrónomo y naturalista alemán
Lunes 18 – 1977: La sonda Voyager 1 toma la primera foto de la Tierra y la Luna
Lunes 18 – 1980: Arnaldo Tamayo, cubano, primer latinoamericano en el espacio
Jueves 21 – 2003: La nave Galileo entra en la atmósfera de Júpiter
Sábado 23 – 1846: Johann Galle descubre el planeta Neptuno
Domingo 24 – 2014: India coloca la sonda espacial Mangalyaan en la órbita de Marte
Miércoles 27 – 2008: El taikonauta Zhai Zhigang, primer chino en realizar una caminata espacial
Sábado 30 – 1880: Primera fotografía de la Nebulosa de Orión
NOTA: Esta información puede compartirse libremente



domingo, 27 de agosto de 2017

CUANDO LLEGA EL OLVIDO

CQ... CQ...
CQ es un código utilizado por los radioaficionados para realizar una llamada general. La transmisión de las letras CQ en un determinado radio de frecuencia es una invitación para todos los operadores que escuchan en esa frecuencia respondan.


A veces el olvido llega antes de la despedida final, cuando aún el camino no ha acabado. Cuando la fortuna y la salud ya no hacen parte de la vida y muchos de los que te acompañaron en los tiempos de las mieses te abandonan.

Los radioaficionados de Medellín recordamos a Marina, estación Pepita, involucrada en la organización de eventos y convenciones de oncemetristas de la ciudad y perteneciente a una familia muy adinerada. Pero los giros de la vida son impredecibles y cambiaron su existencia de forma dramática.

Un amigo me hizo una llamada telefónica para contarme que en el noticiero habían pasado una nota sobre la colonia de Belencito en la que habían entrevistado a una señora que se parecía mucho a Marina, pero nos parecía muy improbable que fuera la que conocimos cuando gozaba de una holgada situación económica.
Para salir de dudas busqué la nota en la web y afortunadamente ya la habían pegado. Con gran sorpresa corroboré que si era nuestra amiga.

Así fue que al día siguiente visité ese lugar, y a pesar de no ser día de visita, me permitieron ingresar para hablar con la trabajadora social. Me contaron que había llegado hacía un año y que nadie la visitaba. Sus familiares siempre rechazaron las invitaciones de la institución y finalmente dijeron que no querían saber más de ella.

Luego de esta reunión me permitieron hablar con ella. La encontré en el corredor de la vieja casona que ocupa la colonia. Se alegró mucho al verme y alcanzó a contarme muchas cosas a pesar del corto tiempo que nos concedieron. Las visitas solo están autorizadas los días jueves, domingos y festivos de 1:30 P.M. a 4 P.M.

Desde entonces la he visitado con frecuencia y me cuenta los detalles de su triste historia. Por ejemplo me dijo que antes de ser incluída en el programa de protección y atención de la Colonia Belencito, deambuló casi un año por las calles en estado de indigencia. También me dijo que llamó a algunas personas que consideraba amigas, pero siempre le colgaban el teléfono.

Me pidió que escribiera su historia, pues le gustaría que así se enteraran muchos amigos de su difícil situación y se animaran a visitarla. El principio de su desgracia comenzó cuando una persona allegada le suministró escopolamina y le hizo firmar traspasos de sus propiedades. Además vaciaron sus cuentas bancarias y luego de un tiempo que ella no logra definir la abandonaron en el baúl de un taxi en una zona alejada de la ciudad. Una patrulla de la policía que casualmente pasó por allí logró liberarla del encierro cuando era ya de noche.

Me dijo que su familia no la apoyó ni le ayudó en ese difícil trance, y que de la noche a la mañana deambuló por las calles y durmió en las bancas de los parques.

He recopilado muchas otras cosas de su vida que aún no debo escribir hasta tenerlas más claras, y que corresponden al período de su niñez y su infancia.


video

Cumple 62 años el 6 de septiembre, día que coincide con la visita del Papa Francisco a Colombia. Que bueno sería que los amigos de Marina que lean esto la visiten por su cumpleaños y le den un poco de luz a su vida.


martes, 22 de agosto de 2017

ECLIPSE TOTAL DE SOL EN 1916

Así se vivió el eclipse total de sol en la Medellín de antaño.


“A las ocho y media de la mañana se encontraban ya todas las colinas que rodean a la ciudad de Medellín llenas de espectadores ansiosos por presenciar el fenómeno; a las nueve y cinco minutos tuvo lugar el primer contacto; la luna fue avanzando lentamente hasta que cubrió por completo el disco del sol; la temperatura descendió bastante; como el cielo estaba un poco nublado no se vieron las estrellas, ni se pudieron apreciar bien las fajas de sombra; la corona del sol tampoco se contempló en toda su magnificencia, porque las nubes la ocultaron un poco.

A pesar de todo, el espectáculo resultó sorprendente; después de que el sol lanzó su primer rayo y la tierra volvió a iluminarse, la gente volvió a su casa con el corazón rebosante de alegría y dándole gracias a Dios por haberles mostrado tal maravilla”. Así relata ‘El Colombiano’, en su edición del 4 de febrero de 1916 lo que ocurrió.
Detalles: Empezó en la frontera con el Ecuador en el Pacífico y terminó en el Trapecio Amazónico. Siguió casi exactamente la línea fronteriza.
Febrero 3 de 1916
Hora local: 11 AM
Tipo: Total
Ancho: 108 km
Duración: 2'36"
Visto en Chocó, Antioquia, sur de Bolívar, Santander y Norte de Santander. Este eclipse pudo ser visto desde la ciudad de Medellín.



Los eclipses totales de sol son una experiencia inolvidable que nos recuerdan que nuestra casa es el cosmos. Mi abuela nos hablaba sobre un eclipse que presenció cuando era niña, y que haciendo cuentas debió ser este. Nos decía que los pájaros se subieron a las ramas y se durmieron, igual que las gallinas se refugiaron en el gallinero y las vacas se echaron a dormir. Nos decía que las gallinas pusieron huevo dos veces. 
Sintieron mucho miedo pues recordaban esa leyenda, que aún ronda, de los tres días de oscuridad. Su madre prendió las velas que les vendieron en la iglesia y regó agua bendita en todos los rincones de la casa. 

Rezaron el rosario por primera vez en la mañana, ya que la hora acostumbrada era a las seis cuando ya anochecía.


De seguro lo miraron directamente, sin protección; pues aún no sabían lo peligroso que esto era para la retina. Esa noche repentina afortunadamente solo duró varios minutos y no los tres días que tanto temían.

Hoy 21 de agosto del año 2017 tuve la suerte de ser testigo de un eclipse de sol, que aunque aquí en Colombia fue parcial, no dejó de ser emocionante. Además pudimos seguirlo en vivo desde Estados Unidos, donde fue total, en una larga franja que recorrió ese país de oeste a este. En Medellín el máximo ocultamiento que la luna le hizo al sol fue del 27% y solo se podía ver con lentes especiales o en la televisión. Se percibió un ligero descenso en la temperatura y una variación térmica atmosférica que produjo un inusual viento. Igual me pareció que la luz solar tendió a ser de color amarillo.

Así lo vimos en Medellín:

video

Agosto 21 de 2017
La fase total de este eclipse solar no fue visible en Medellín, pero si lo vimos como eclipse solar parcial.
Inicio: 1:30 P.M. Oscurecimiento máximo: 2:39 P.M. Fin:3:40 P.M.
La fase total de este eclipse solar no es visible en Medellín, pero se puede observar allí como un eclipse solar parcial.
Maximum: lun, 21 de ago de 2017, 14:39 0,37 Magnitude.


Próximo eclipse de sol en Colombia.
Octubre 14 de 2023
Hora local: 1 PM
Tipo: Anular
Ancho: 187 km
Duración: 5'17"
Chocó, Risaralda, Quindío, Tolima, Meta, Guaviare, Vaupés.


Grabado Flammarion anónimo.
El pie de la ilustración reza:
Un misionero medieval cuenta que había encontrado el lugar en el que el Cielo y la Tierra se encontraban.
Qué es entonces esta bóveda azul, que ciertamente existe y nos impide ver las estrellas durante el día.

Aquí el eclipse total desde Madras, Oregon. El primer punto de contacto de la sombra.



miércoles, 2 de agosto de 2017

ASTROPUERTA AGOSTO DE 2017


Hola:

El evento celeste del mes y del año es el eclipse de Sol del 21 de Agosto. Anexo un artículo sobre el evento. También interesante la lluvia de meteoros de las Perseidas los días 11, 12 y 13.
Descargar información Observación del eclipse parcial de Sol
Invitados a mi conferencia sobre eclipses los días 5 y 12 de Agosto a las 2 pm en el Auditorio del Planetario de Bogotá
En seguida los eventos del mes.
Saludos
Germán Puerta
Bogotá, Colombia
cel 315-3473859
Astropuerta
@astropuerta

1. Principales eventos celestes de Agosto 2017

Lunes 7 – Luna llena
Lunes 7 – Eclipse parcial de Luna visible en Africa, Asia y Australia
Miércoles 9 – Ocultación de Neptuno por la Luna visible en Antartida
Sábado 12 – Lluvia de meteoros de las Perseidas
Miércoles 16 – Luna en cuarto menguante Ocultación de Aldebaran por la Luna visible en el norte de Colombia, el Caribe y Europa
Sábado 19 – Conjunción de la Luna y Venus
Lunes 21 – Luna nueva
Lunes 21 – Eclipse total de Sol visible en Estados Unidos
Martes 29 – Luna en cuarto creciente


2. Principales efemérides históricas de Agosto 2017

Viernes 4 – 1930: Nace Neil Armstrong, primer hombre en la Luna
Domingo 6 – 1959: El satélite Explorer 6 envía la primera imagen de la Tierra vista desde el espacio
Jueves 10 – 1877: El astrónomo Asaph Hall descubre a Deimos, luna de Marte
Sábado 12 – 1672: El astrónomo holandés Christiaan Huygens descubre los casquetes polares de Marte
Miércoles 16 – 1877: Asaph Hall descubre a Phobos, luna de Marte
Sábado 19 – 1803: Se termina la construcción del Observatorio Astronómico de Bogotá, el más antiguo de América
Martes 22  - 1966: La sonda Lunar Orbiter 1 toma la primera foto de la Tierra desde la Luna
Miércoles 23 – 1989: La nave Voyager 2 envía las primeras imágenes cercanas del planeta Neptuno
Miércoles 23 – 2006: Plutón es reclasificado como “Planeta Enano” por la Unión Astronómica Internacional
Miércoles 23 – 2016: Astrónomos usando los telescopios ESO en Chile han confirmado la existencia de un planeta orbitando la estrella Proxima Centauri, la más cercana a nuestro sistema
Jueves 24 – 2009: Corea del Sur lanza su primer satélite artificial
Domingo 27 – 1789: William Herschel descubre a Enceladus, luna de Saturno




NOTA: Esta información puede transmitirse libremente

viernes, 21 de julio de 2017

EL DUENDE DE CIRIGUARÍ


Los  arreboles de la tarde ya pintaban los blancos muros de la escuelita rural con sus reflejos ocres y naranjas cuando los niños salieron hacia sus casas llenando los caminos de risas y algarabía, y la joven maestra guardaba en su bolso las hojas de tareas que debía calificar esa noche en su casa. 

Dos horas le tomaba la caminata para cubrir la distancia hasta el pueblo por esos caminos de tierra y piedra, llenos de polvo en verano y fango en los días lluviosos.

Corrían entonces los años cuarentas cuando fue nombrada para ejercer el año rural en Ciriguarí, al sureste de Cañasgordas. Ella había terminado sus estudios en el colegio María Auxiliadora de Medellín y estaba feliz por estar ejerciendo su magisterio en el pueblito de sus ancestros.

Estaba oscureciendo y estaba lista para salir, pero unos fuertes golpes en la puerta la sorprendieron. Al abrir vio a un grupo de campesinos muy asustados.

Maestra, estamos muy preocupados, pues hace más de una hora ha desaparecido el niño de la familia Rojas. Él solo tiene cuatro años, ya anochece y amenaza lluvia, por favor  ayúdenos.

En la vereda no había inspector ni estación de policía, y por eso para ellos era la maestra la mayor figura de autoridad.



Ana Rengifo, que era el nombre de la joven profesora, los invitó a entrar y comenzó a planear la búsqueda. Le solicitó a las mujeres que trajeran arepas, aguapanela y café para atender a los hombres en la larga y fría noche que les esperaba. Creó cuatro grupos para que recorrieran los cuatro puntos cardinales, es muy pequeño el niño y no debe estar lejos, les dijo. 

Así fue que partieron llenos de optimismo con la esperanza de hallarlo antes de que llegara la tempestad que ya se anunciaba con truenos y relámpagos.  Una hora más tarde regresó el grupo encargado de cubrir el camino al sur, el que llevaba a Abriaquí. 

- Maestra, el aguacero ya estaba muy fuerte cuando llegamos a la quebrada y era imposible pasarla, pues está muy crecida. Igual el niño no podría estar al otro lado, él sería incapaz de cruzarla.
Los hombres de secaron el rostro con una toalla y se tomaron el café, para luego salir de nuevo a buscar al niño.

Tomasito… Tomasito…, gritaban todos mientras avanzaban por los difíciles y oscuros senderos.

Las mujeres se sentaron en los viejos pupitres y comenzaron a rezar el rosario, al tiempo que algunas alentaban a la desconsolada madre del niño. Fue una larga y angustiosa noche, en las que los minutos parecían días.

Los hombres regresaron a recuperar fuerzas y a esperar la salida del sol para continuar el rastreo.

La luz del día entró pleno por las ventanas de la escuelita y los campesinos salieron todos hacia el sur con el corazón arrugado sospechando que Tomasito hubiese caído a las aguas de la quebrada. Ya había escampado y el arrollo estaba manso, vadearon sus aguas hurgando entre las ramas y troncos que se amontonaban en las orillas sin ningún resultado.

De pronto oyeron los gritos de Francisco, que los llamaba desde una alta roca a la que se había subido.

Miren ese árbol al otro lado, miren las ramas de arriba. Allí hay un niño, allí hay un niño. Cruzaron la quebrada y llegaron al lado de ese árbol y José, que era el más joven, hábilmente se trepo al árbol y bajó con mucho cuidado al niño, era Tomasito.

Estaba empapado y tiritaba de frío, pero de resto se veía bien.
Cuando entraron a la escuela las mujeres gritaron emocionadas y su madre lo tomó entre sus brazo y lo llenó de besos. Lo bañaron con agua tibia y lo vistieron.

Le preguntaron cómo era que se había subido a ese árbol. Él les dijo que su padre lo había llevado a opa (en hombros), y lo había dejado en esa rama. Su madre rompió en llanto y les dijo que su marido en ese momento andaba haciendo una venta de café en el pueblo.  Todos quedaron mudos de asombro y nunca entendieron lo que allí había pasado.

Ahora esa es una historia que forma parte de las historias habladas de esa región que hoy quiero rescatar; la historia de El duende de Ciriguarí.

Agradezco a mi prima Olga Ruiz, por haberme contado la historia en la que se basa esta crónica. No sobra decir que la maestra era su tía.

domingo, 16 de julio de 2017

MEDELLÍN VIEJITO - REMINISCENCIAS


Medellín era un buen vividero en la mitad del siglo pasado. Hasta el clima era más fresco, casi frío, y no era extraño ver a la gente en las calles abrigada con ruanas y sacos gruesos de paño. En las mañanas la ciudad amanecía cobijada con esa niebla propia del campo y arrullada con el trino de los pájaros. Las golondrinas inundaban los cielos de la aún pequeña ciudad y atravesaban el cielo con su gracioso vuelo. El pito del tren sonaba con puntualidad inglesa a las siete de la mañana y lo escuchábamos claramente desde mi casa situada a varios kilómetros del río, a cuyo lado estaban los rieles del ferrocarril.

Entonces no se tomaban fotos sino "vistas", el aeropuerto no era aeropuerto, era el campo de aviación "Las playas". No había grandes superficies ni sofisticados supermercados, estaba la tienda de la esquina, aunque mercados La Candelaria ya incursionaba con dos pequeños y bonitos locales, la televisión era solo un aburrido y nuevo embeleco y la radio reinaba y acaparaba la sintonía. En el centro de la ciudad le sacaban a los transeúntes fotos "instantáneas", que podían reclamar al día siguiente presentando en pequeño recibo que les daban.


Jardines a orillas del Río Medellín al el fondo la Plaza de Toros La Macarena 1960
Los niños podíamos jugar en la calle sin mayor riesgo y de verdad que jugábamos hasta el cansancio, los juegos electrónicos, el Facebook. y el chat no estaban en la imaginación de nadie.

Los vecinos eran amigos y a veces casi familia, el carro de la policía era "La bola" y el chupasangre era el coco de los niños. Las mamas lavaban la losa con jabón lucero y en el baño no faltaba el jabón de tierra. 

EL PAPEL HIGIÉNICO.
Aunque ya había sido inventado en la China en el siglo II antes de Cristo y reinventado en Estados Unidos por Joseph C. Galletty en 1857 el papel higiénico no había llegado a Medellín y en baño que se respetara no faltaban las tiras recortadas de papel periódico engarzadas en un alambre.

Con sorpresa recuerdo en un paseo que hicimos a la finca de mi abuela materna, descubrí que allí no había inodoro sino que usaban una letrina encerrada en un pequeño habitáculo de madera rústica y que en lugar de las tiras de papel periódico mantenían tusas de mazorca atadas a un alambre clavado en la pared.

Aún comíamos frisoles y desayunábamos diariamente con chocolate, arepa y quesito. Tomábamos la media mañana, el algo, y tarde en la noche la merienda. El maíz y los granos se median por puchas y las telas para hacer la ropa se compraban por varas o yardas. Éramos montañeros en un pueblo grande.



Las mujeres le llevaban a sus esposos el almuerzo a las fábricas en porta comidas y los acompañaban mientras comían, a veces iban acompañadas con sus pequeños hijos.


Agente de transito en San Juan con Carabobo, 1944
Los semáforos se contaban con los dedos de las manos y el tránsito era controlado por agentes parados sobre unas tarimas de madera. Comíamos muchas frutas y verduras y la leche de vaca sabía entonces a leche de vaca y al hervirla le subía tanta nata que servía como crema para untar en las arepas.

El ruido no había llegado y eso se reflejaba en la salud de todos, la gente era amable, se saludaba, andaba sin prisa y la alegría y la tranquilidad era el común denominador de este pueblo paisa.

Y así pasaron muchos años hasta que con las nuevas migraciones las laderas verdes de la ciudad se fueron llenando de adobe y concreto para alojar a sus nuevos inquilinos. El río fue cambiando de color y de olor y el ruido irrumpió solapadamente llenando poco a poco el silencio bucólico de la vieja ciudad. Muchos ni se enteraron de estos cambios y pensaban que todo estaba bien.

Los aviones pasaban todo el día sobre nuestras cabezas desde o hacia el aeropuerto de las playas, era poco el tráfico aéreo en un comienzo pero con el tiempo su paso era constante y no era raro que mientras hablaban por teléfono las señoras dijeran: "Esperate querida..., aguardá hasta que pase el avión".

Cerro Nutibara, Medellín años 50s - Álbum familiar

martes, 11 de julio de 2017

FERNANDO GONZÁLEZ - ANECDOTARIO



Cuando trabajaba como Juez de Circuito de Medellín, entre 1923 y 1929, a Fernando González le llegó la sucesión de una señora adinerada que había acabado de morir. Ella quería repartir equitativamente su herencia.

El testamento decía que la mitad y una cuarta parte eran para los legitimarios y la última se las dejaba, como era costumbre en esa época— a las ánimas del purgatorio y al Niño Jesús de Praga o sea a la Iglesia, y claro que intentaron reclamarla.

“Él lo resolvió así: ‘La parte de las benditas ánimas del purgatorio será entregada cuando ameriten personería jurídica. La del Niño Jesús de Praga cuando cumpla la mayoría de edad, mientras tanto paso esta herencia a sus legítimos herederos’. Obviamente la Iglesia protestó”.

Fernando González y Jorge González, hijo del dueño del café Georgia. Foto de Guillermo Angulo (1959)

Leerlo no es, creo yo, una mera experiencia intelectual, es una experiencia vital, como oír el viento en los árboles, como meterse al mar, como estudiar las rosas o los músculos, como aprender a nadar o a volar en cometa. Estoy seguro de que pocos guías pueden ayudarnos tanto a encontrar la madera de nuestro propio sueño como este soñador tan reciamente colombiano, tan reciamente antioqueño y a la vez tan de otra parte. De la galaxia que no está en los mitos, del mundo que no está en las cartas, del país que no está en los mapas. Del misterioso, cotidiano, sagrado, desconcertante, conmovedor país de una vez y de nunca más.

William Ospina

León Acevedo, Fernando González y Alfredo Vanegas Montoya. Envigado, noviembre 3 de 1962.

 Le pregunté a Olga Elena Mattei qué libros de Fernando González eran más importantes para leer, y me dijo: “Todos”. Lo que me pareció una exageración, ya que tenía tantos. Después me di cuenta que tenía razón: en todos aparecen sus mismos temas, en todos encontrás al mismo Fernando González. Todos son como una sola obra.

Ernesto Cardenal

Fernando González en el jardín.
Foto de Guillermo Angulo (1959)

Según Ligia, su tío, uno de los escritores latinoamericanos más originales del siglo XX, era un enamorado de la naturaleza: “Lo recuerdo hurgando los hormigueros con su bastón. Cuidando las plantas de su jardín. Hablándole al ganado mientras ordeñaba”, dice.



Esa faceta del maestro, conocida solo por especialistas, es para Javier Henao Hidrón, amigo y biógrafo de González, la extensión filosófica de su obra.


“Era un estudioso de la botánica y la homeopatía. Amando a la naturaleza hizo filosofía”, asegura.

Pero al hombre que escribió  Viaje a pie  (1929) no le bastaba solo contemplar.

Con las plantas que sembraba en Otraparte y las que encontraba en sus interminables caminatas por el campo de Envigado preparaba bebidas y ungüentos. Esa actividad le dio la efímera fama de curandero.

“Lo hacía ocasionalmente con personas de su confianza. Iban allá (a la finca) y le comentaban sobre sus dolencias. Él acudía a las plantas”, recuerda Henao Hidrón.

Esas anécdotas las confirma Sergio Restrepo, exdirector cultural de la Casa Museo Otraparte y conocedor de la obra del escritor. “Algunos cuentan que él los curó de su úlcera y otras enfermedades”, dice.

Ese apego, según Henao Hidrón, lo adquirió el filósofo a finales de 1930 cuando regresó a Colombia de Europa y alquiló la finca Bucarest, también en Envigado. “Fue una afición de su vejez”, añade.

Además, en la biblioteca que se conserva intacta en la Casa Museo -dice Restrepo- hay dos libros de botánica que el escritor consultaba con frecuencia. 

Pero aunque algunos le atribuyan el talento con las hierbas, González no hizo referencia explícita de su faceta homeópata en sus obras.


Fernando González, Morelia Angulo y Gonzalo Arango. 
Fotografía de Guillermo Angulo (1958)

Lo que no se puede negar es que era punzante con la iglesia. “Un día una prima que estaba de visita en Otraparte iba para la iglesia y él dijo: ‘¿Van para misa? Fíjense bien, a ver si el padre Villegas se me robó los zapatos. Es que no los encuentro’, así los criticaba”, recuerda entre risas su sobrina. 

Citas

"Aquí no hay ideas propias. Colombia es el comunismo ideológico". (Viaje a Pie, 1929).

"El hombre es un animal que suda, que digiere, que elimina toxinas, que desea la mujer ajena y todo lo ajeno, y que apenas por instantes piensa". (Viaje a Pie, 1929).

"El ritmo es tan importante para vivir como lo es la idea del infierno para el sostenimiento de la Religión Católica". (Viaje a Pie, 1929).

"En definitiva, lo que hace mover al mundo no es sino el ánimo de los héroes". (Viaje a Pie, 1929).

"¿En dónde se ha visto que dos hombres se insulten e inmediatamente se abracen? En los estrados de la justicia. ¡Es la pantomima de la verdad!". (Viaje a Pie, 1929).

"Necesitamos cuerpos, sobre todo cuerpos. Que no se tenga miedo al desnudo. A los colombianos, a este pobre pueblo sacerdotal, lo enloquece y mata el desnudo, pues nada que se quiera tanto como aquello que se teme". (Viaje a Pie, 1929).

"Ya Colombia no hace versos". (Viaje a Pie, 1929).

"Una cosa fundamental en la vida es saber lo que se quiere. Primero buscarlo como el que se asfixia busca el aire y finalmente pagar el precio".

"No podemos vivir en lo abstracto. Por eso vino Jesucristo, en formas tan bellas, para que pudiéramos adorar a Dios. Vino para hacerse ejemplar, camino, para que viéramos, para que oyéramos y tocáramos la verdad. Amo a Dios: luz, forma, todas las ideas. ¡Oh, único, muchacha de las muchachas, árbol de los árboles, mar de los mares! ¡Oh Tú, el ejemplar, Tú, el que no eres sino bueno! ¡Ven y sácame, porque corro desolado!”.

“Quien huye de la vida es porque ama demasiado a la vida. Los hombres vulgares creen que un filósofo es un hombre de alma árida. Todo lo contrario. ¿Cómo puede analizar la vida el que no tiene el corazón repleto de vida? ¿Cómo puede conocer las pasiones, y los deseos, y los movimientos del alma, el que no tenga un alma atormentada?”.

“El payaso interior. Es el espíritu algo tan delicado que hasta la más sencilla sensación lo modifica. ¿Habéis visto esos muñecos que hacen cabriolas cuando se les tira de una cuerda? Pues idéntico es el espíritu. La sensación más sencilla lo modifica grandemente. ¡A sus cabriolas las llamo yo visiones espirituales!”.

"A todo hombre le ocurren grandes aventuras, a pesar de que esté encerrado en un cuarto de diez metros, pues el tamaño de los sucesos individuales se mide por la repercusión en el alma".

“Silencio. ¡Cuán bello el silencio! Pero hay que aquietar este mundo interior. Hay muchos que gritan ahí dentro. El silencio es una conquista. No es el ruido externo lo que nos aturde; es el grito de las pasiones. No es aislarse; es desprenderse; el silencio no es un don sino un fruto difícil. Este silencio físico es apenas un medio para acallar la propia algarabía”.

“Fuerza divina es la vida, y cuando un hombre es constante y no se dilapida en múltiples deseos, vicios y pasiones, tal fuerza parece milagrosa en sus resultados. Todos nosotros tenemos la fuerza divina: llama vacilante en todos, a causa de falta de unidad en los deseos y de agotamiento en los vicios. El triunfo es de quien desea una sola cosa y está resuelto a pagar el precio de ella, a dar la vida, sin vacilar un segundo”.

"Casa es ya tu alma glorificada por tu amor".

Filosofía no es el estudio de las últimas causas, ni Dios es la última causa. Si Dios fuera causa, sería un eslabón, el último de la cadena. Un dios así es un fenómeno, el último fenómeno encadenado. Dios es ‘Creador de la nada’; creó las causas, el tiempo, y el espacio y todo, y El no es causa, ni grande ni pequeño, ni bueno ni malo... Nosotros, los hijos, somos en Dios y por Dios y nuestro vivir es en Dios. Filosofía es viajar en Dios, partiendo desde nuestro yo original, concienzándonos, y el viaje es infinito y de infinita beatitud. La filosofía es viva y es nutricia. El hombre nació para conocer y amar a Dios y ser beato en El”.

“Todo pasa. Pasa esta pequeña experiencia de la vida. Dentro de la historia general del mundo, la del individuo es nada, y nada es la de la tierra dentro de la historia del tiempo y de las estrellas. Y dentro del infinito y de la eternidad ¿qué serán estas vidas nuestras?... Por eso, no se le debe temer a la muerte. Y si no se le teme a la muerte, ¿a qué podemos temer? Se acaba el temor y el desespero y la impaciencia”.

“¿Qué falta en Colombia, Estanislao? Yo lo sé. Tengo en mi poder ese secreto desde hace un año, así como mi tía Lila tuvo al diablo prisionero en una jofaina durante nueve meses, el tiempo de la preñez de mi madre... ¿Cuál es? Que toda belleza, bondad y poder nos vienen de Dios. En Colombia nadie, ni los hombres de la llave, tienen amistades con Dios. Colombia es país tímido, humanidad apaleada. Muy inteligentes, pero tienen miedo. Por eso la esterilidad. Los gobernadores piensan al acaso, sobre el libro que leen, como si fueran gente sin ombligo”.

Mi verdadera religión: adorar a la Intimidad en mi representación, sinceramente, sin otra finalidad; rendirme a la verdad viva y entregarme a quien sé que está en mí y yo en El.

No hablará mi lengua ni escribirá mi mano sino para examinar y buscar la Intimidad en mis vivencias. Gran respeto a los demás en las suyas, y ayudarles a entenderlas. Todo el amor y esmero que ponga ahí será poco.

Soy un sucederse que sospecha o presiente que va a terminar, y que grita llamando a la Intimidad y no la halla... “Padre, Padre, ¿por qué me has abandonado?”
Desde anteayer llamé al infinito luminoso para que me envíen un guía, porque hace treinta años que estoy perdido, en angustia, en garras de la causalidad de tres pasiones: soberbia, ¿Llegaré al Silencio? ¿Podré presentir, pregustar, pre oír al Silencio antes de irme? Sí, ya. Si nos negamos ya, ya es el Silencio. En el silencio no hay humildad ni orgullo, obediencia ni mando, pobreza ni riqueza, bien ni mal. ¡Es el Silencio! No hay nada por encima ni por debajo del Silencio, que es la Paz.

La sabiduría es un producto del tiempo y de las experiencias. Ya puedes leerte todos los libros y no llegarás a sabio, en el verdadero sentido de la palabra. La felicidad es el premio de la vida. Nada se regala. Es cierto que se aprende estudiando; pero se aprende mal y nada acerca de los hombres y de la vida. Se aprenden enumeraciones. La vida es preciso vivirla.

Si no nos remordiera, no ascenderíamos. El dolor es acicate. Sentir remordimiento equivale a odiarse, a estar descontento.

Mientras que nosotros tenemos aspecto de promesa, de obra comenzada, de esbozo. Como animal, es detestable el hombre. El remordimiento comprueba que somos futuros diosecitos, o sea, herederos del reino.

Lo primero es conocerse, y lo segundo, cultivarse. Nuestra individualidad es nuestro huerto, y la personalidad es nuestro fruto. Individualidad es la obra posible que está en cada hombre en forma de instintos, facilidades, habilidades, tendencias; todo ello proviene de la raza, el medio, la sociedad. Individualidad es lo que está encerrado en nosotros y que puede manifestarse o no, así como en la envoltura del capullo está la semilla, el árbol y los frutos.
No aspiremos a ser otros; seamos lo que somos, enérgicamente. Somos tan importantes como cualquiera en la armonía del universo. Todos los seres pueden ser igualmente hermosos.


Fernando González en Otraparte con su nieto mayor Lucas Felipe González
Foto de Carlos Rodríguez Gaviria, febrero de 1958, FAES.

Cuando un joven comprende que el secreto no está en lo que haga, en lo que diga, en el vestido, etc., sino en la energía interior, está maduro para la filosofía.

Oiré la voz y obedeceré. ¡Estaré atento y abierto! A las puertas de mi ausencia está llamando la Verdad y la Vida. Tendré encendida mi lamparilla, el entendiendo.

Estoy resuelto a seguir a Dios: la voz íntima, a pesar de las tentaciones. Cuando oiga la voz claramente no seré tentado. Estoy decidido a morir, a desnudarme hasta que oiga la voz que me subyugará: que la Voluntad que se manifiesta en el universo me guíe.
¡Los libros! ¿Para qué comprar otro, si no he realizado en mí el que ahora tengo? Hay que realizar los libros, realizar en uno todo el universo.