miércoles, 26 de mayo de 2010

EL REGRESO DE LUZBEL

Los dos navegaban solos por el plasma cósmico y no tenían noción del tiempo pues fueron creados en el no tiempo, eran por lo tanto inmortales.

Habían sido miembros de las fuerzas celestiales hasta que eligieron participar en la conspiración que urdió Luzbel cuando ante el plan del Hacedor para que todos los ejércitos celestiales le sirvieran el respondió: ¡ Non serviam ¡ Era que ellos hablaban latín, quiso decir entonces: ¡No le serviré¡, Tamaño despropósito lo hizo de inmediato enemigo del trono.

Luzbel tomó un gran grupo de disidentes y se hizo al mando de parte de las divisiones celestiales. Fue entonces considerado al igual que sus seguidores enemigo del Creador y condenado a morar en el mundo ígneo.

Que traición tan grande la que cometió Luzbel, el más hermoso de los Ángeles, el, a quien se le encomendó encender la primera luz en el universo, y que en su memoria a ese primer destello se le llamó Lucero, la primera estrella de la mañana, también conocida como Venus y que siempre precede al sol.

Pero el no admitió su destierro, por lo que los ejércitos leales tuvieron que someterlos, y tras una ardua batalla arrojarlos al mundo ardiente despojándolos antes de sus alas.

¿Pero que fue lo que motivó a Luzbel a entrar en rebeldía?, parece que durante la creación, los ángeles estaban atentos a las órdenes del Creador para coadyuvar en la creación y cuando surgió el tema de la creación del hombre hubo dos ideas sobre su naturaleza, unos querían que fuera una creatura cuya conciencia fuera ascendiendo poco a poco en el plan universal y fuera escalando hacia la perfección que lo conduciría a su origen, o sea al creador, ya consciente de sus capacidades.

La polémica surgió cuando otro grupo opinó que quería un ser perfecto y semejante a ellos mismos, obviamente Luzbel era el que lideraba esa idea y llegó más lejos aún:

- Quiero que el hombre sea igual o hasta superior a los mismos Arcángeles, Vaya anatema para los Arcángeles que entraron en discordia.
Luzbel no entró en medias tintas y henchido de soberbia gritó: ¿Quién como Yo? Mikeil, también conocido como Miguel no permitió aquel exabrupto y respondió: ¿Quién como Dios?, sacando su espada ígnea y desatándose la guerra.

Pero es bueno saber que la autoridad de Miguel era indiscutible, si bien Luzbel tuvo el privilegio de encender los fuegos que pueblan el cosmos, a Miguel se le dio la tarea de mantenerlos encendidos, por ende, de el depende que la creación se mantenga

Esta guerra duró millones de años, hasta que finalmente las dos terceras partes de los Ángeles vencieron a la tercera parte de los sublevados arrojándolos al abismo, esto es, fuera del universo.

Desde entonces Luzbel rumia su humillante derrota y planea la forma de demostrar que su propuesta era la correcta y que los seres humanos tal como al fin fueron hechos son unos buenos para nada, (En esto hasta pude que tenga razón).

Milton en su paraíso perdido nos revela que en su destierro los caídos ya recuperaron sus alas, que soterradamente ya enviaron emisarios a vigilar a esas, para ellos, despreciables creaturas llamadas hombres, que han iniciado su plan maestro para malograr el plan de sus verdugos.

Nos dice también que han organizado sus ejércitos y que en breve se lanzarán al espacio para recuperar sus derechos perdidos. En conclusión Luzbel no tiene ningún interés diferente en el hombre que destruirlo, usando para comenzar la genial idea de convencerlo de que el mal no existe, sembrando en sus corazones el egoísmo, la ambición desmedida, el odio, la intolerancia, la vanidad y los males que solo habían salido de la caja de Pandora.


COMO SON LOS EJERCITOS CELESTIALES

Interesante saber como era la organización de los ejércitos celestiales:

Eran espíritus puros y muy inteligentes que estaban al servicio de Dios.
Formaban tres ejércitos celestiales jerarquizados subdivididos en tres coros.

- La primera jerarquía: Serafines, querubines y tronos.
- La segunda, dominaciones, virtudes y potestades.
- La tercera, principados, arcángeles y ángeles.

A cada categoría le estaba encomendada una misión.

Ahora nuestros dos personajes ya se acercan a su destino, un pequeño punto azul con manchas verdes y blancas les confirma que su viaje a terminado, se disponen a entrar a la sutil atmósfera y pronto entregar el mensaje que desde fuera del universo envía el comandante de la oscuridad a todos los legionarios infiltrados en el planeta Era, el día señalado está por llegar, su plan demostrará que siempre tuvo la razón, que sin dudas su nombre y honra serán restituidos y que de nuevo podrá gritar: ¿Quién como Yo?, mientras los coros celestiales entonen sus cantos loando su grandeza, belleza y omnisciencia.

D.Z.R.

2 comentarios:

Skyser dijo...

Yo creo que realmente el mal no existe. Nadie es bueno, nadie es malo. Solo existen distintas formas de ver las cosas.
Luzbel es un ser muy alto y no creo que por puro capricho haya lanzado esa propuesta. Y que tal si los equivocados son los que nos protegen actualmente?
Es realmente Luzbel un ser de maldad? Los angeles y nosotros no nos diferenciamos mucho. Siempre van a existir varios caminos, equivocados, quizas; pero nos llevarán al mismo punto final o volveremos a empezar todo denuevo.
Lágrimas para Luzbel porque es un personaje bastante odiado, incomprendido. Cual será la verdad de aquella leyenda? Realmente existió? En el mundo hay cosas muy extrañas y de esas leyendas antiguas nos narran lo que una vez sucedió.
Lágrimas para Luzbel, así como tu lucero que nunca se apagará. El perdón te salvará, ya sea para cualquiera de las partes de este supuesto relato biblico.

danubio dijo...

Que buen comentario Skyser, solo tengo que agregar lo que escribió Mauricio Puerta al final de su libro: La era que ya llegó " Cristo decía que El era HIJO del Padre; si el diablo tiene el mismo derecho (porque Dios ES el creador) me parece que Cristo y el Diablo son Hermanos por parte de Padre".