sábado, 8 de noviembre de 2014

EL RETORNO DE LA MÁQUINA DE MOLER

EL REGRESO DE LA MÁQUINA DE MOLER


Hace mucho tiempo llegó a mi casa la primera máquina de moler.

Sin duda se convirtió en la reina de los artefactos de cocina, pues no había más en su categoría.

Sus compañeros de trabajo eran medievales utensilios: ollas, pailas, la chocolatera con su molino de madera, la cayana, cucharas de palo, cuchillos, cucharas y tenedores, ah, y el viejo pilón de madera.

La máquina de moler se convirtió en el más avanzado aparato de cocina con tecnología de punta de ese tiempo. Reemplazó al viejo pilón de madera donde se pilaba el maíz cocido para hacer la masa de las arepas. También esta supermáquina permitió moler la carne para hacer deliciosas albóndigas. En él se podía triturar el arroz para elaborar suculentos postres como el arequipe, el cofio,  la natilla y los bocadillos de arroz. Igual molía el coco para hacer estupendas panelitas.

La máquina de moler hacía tantas cosas que llegó a ser la mano derecha de las amas de casa, tanto así, que durante muchos años fue un miembro importante de la familia. Era tal el apego que sentían las señoras por ella que nunca quisieron reemplazarla. Que si el tornillo de la manigueta se rodaba, un pedazo de trapo comenzaba a ser parte del ensamble para ajustarlo.

La máquina de moler sobrevivió siendo un aparato imprescindible y pasó a ser herencia de abuelas a hijas, nietos y biznietos.

Pero, un día arribaron a nuestra vida los procesadores de cocina eléctricos. Hacían lo mismo, más rápido, y según algunos, mucho mejor. Entramos al mundo de las maravillas tecnológicas como la licuadora, que también ocupó un sitio de honor en el mesón de la cocina, mientras que  la tiznada olla de arroz le abrió paso a la novedosa y elegantísima olla arrocera eléctrica.

Muchas cosas cambiaron, pero vuelvo a centrarme en la vieja máquina de moler. Reconozco que llegamos a mirarla con algo de compasión, y que no quisimos botarla por un sentimiento de gratitud. Pasó desde entonces a un rincón bajo el mesón de la cocina, oxidándose y hundiéndose en el olvido.
Pero hoy ocurrió algo inesperado, el procesador eléctrico se descompuso mientras comenzaba  moler la carne, el eje de su poderosa cuchilla se partió y quedó inutilizado.

Recordamos entonces a esa vieja máquina de moler de la que no recordábamos su paradero. Finalmente al mirar un oscuro rincón bajo el pollo de la cocina pudimos descubrirla.

Rescatada de su escondite pasó al proceso de lavado y desinfección. Aunque algo oxidada, sus partes principales aún relucían y se veía bastante bien. Una vez armada sobre su soporte  nos sorprendió al comenzar a moler la carne con mucha efectividad.

Mientras hacía girar la manivela recordaba esas mañanas en que le ayudábamos a nuestra madre a moler el maíz para las arepas del desayuno, volvimos a escuchar ese sonido característico que emitía, muy diferente al fastidioso ruido del procesador.

La máquina de moler había regresado para quedarse, reclamando el lugar que por derecho propio había sido suyo. Ahora es el procesador el que de seguro irá a parar al camión del chatarrero.

Estoy seguro que desde hoy esta máquina será tema de conversación en la familia, y que los niños se turnarán para darle manivela a esta novedad, sorprendidos al ver como funciona lo que para ellos es un curioso gadget que trabaja sin pilas o corriente eléctrica.

Buscando la historia de la máquina de moler encontré que esta había llegado entre finales de los años cuarentas y comienzo de los cincuentas, importada y distribuida por Jesús Mora, representante de Richard L. White, de Landers Fray & Clark, de Estados Unidos, fabricante de los productos Corona y Universal.

Finalmente se fundó una empresa en Medellín para fabricarla. Exactamente la firma comenzó el  6 de octubre de 1951 (Landers Mora & Cia) Limitada, en compañía con Carlos Duplat. El primer producto fabricado fue la olla atómica (a presión) Universal (1954) y en 1956 el famoso molino para granos Corona, protagonista de nuestra historia.

Desde el año 2003 la fábrica cambió su razón social a Landers y Cia. S.A.S, que aún sigue vigente. Esta máquina de moler ún se fabrica aquí y su calidad sigue siendo tan buena que se descubrió que en China la están fabricando copiada y con la misma marca y logo.

jueves, 6 de noviembre de 2014

EL INGENIERO Y EL TORNILLO

Este es un texto muy divulgado en las redes, es bastante interesante por lo que me he permitido publicarlo haciéndole algunas adaptaciones.


Cierto día un ingeniero fue llamado a una gran empresa para que revisara un computador que era esencial para la cadena de producción.

Luego de una rápida inspección y de hacer un corto análisis frente a la pantalla lo apagó y sacó del bolsillo de su camisa un pequeño destornillador para apretar un tornillo.
Encendió el aparato y esperó a que se iniciara el sistema, y listo. El computador trabajó perfectamente sin problemas.

El gerente de la compañía se mostró muy satisfecho y dispuesto a cancelar el valor del servicio al ingeniero inmediatamente.

-      ¿Cuánto vale su trabajo?, le preguntó, mientras sacaba su billetera.
- Un millón de pesos, le contesto el hombre con mucha tranquilidad.

Todos en la oficina pusieron cara de asombro y el gerente le replicó:

Sé muy bien que la computadora es muy importante para la empresa, ¿pero no le parece que es un costo exagerado por apretar un tornillo?

El ingeniero le respondió sin titubear: Mire usted, para yo saber que tornillo apretar tardé varios años estudiando en la universidad y otros tantos ganando experiencia en mi laboratorio.
Así es que si no está conforme no hay problema, con gusto vuelvo a dejar el tornillo en la posición que estaba.

El gerente entonces le pide que le envíe una factura detallada para justificar el servicio y se despide de él.
Acto seguido el ingeniero salió prometiendo enviar la factura al día siguiente.

Al quedar solos, todos aplaudieron el ingenio del gerente, confiados de que no habría forma de justificar aquello.

Al día siguiente un mensajero llego portando una impecable factura que decía:

Detalle de servicios arreglo de computador:



Moraleja: No cobres por lo que haces, cobra por lo que sabes.

miércoles, 5 de noviembre de 2014

ASTROPUERTA NOVIEMBRE 2014

Hola:

Las Naciones Unidas con el apoyo de la Unión Astronómica Internacional han declarado el Año 2015 como el AÑO INTERNACIONAL DE LA LUZ.  Una oportunidad para realizar más difusión y popularización de la astronomía y las ciencias del espacio. Ver:

Hola:

Las Naciones Unidas con el apoyo de la Unión Astronómica Internacional han declarado el Año 2015 como el AÑO INTERNACIONAL DE LA LUZ.  Una oportunidad para realizar más difusión y popularización de la astronomía y las ciencias del espacio. Ver:

http://www.iau.org/public/iyl/
En seguida los eventos celestes de Noviembre
Saludo cordial
Germán Puerta
Bogotá, Colombia
www.astropuerta.com,co 
cel 315-3473859
@astropuerta
Facebook: Germán Puerta

1.      Principales eventos celestes de Noviembre  2014

Martes 4 – Ocultación de Urano por la Luna visible en Islandia.
Jueves 6 – Luna llena
Sábado 8 – Conjunción de la Luna y la estrella Aldebaran de Tauro
Miércoles 12 – Lluvia de meteoros de las Táuridas del Norte.
Viernes 14 – Luna en cuarto menguante
Lunes 17 – Lluvia de meteoros de las Leónidas
Sábado 22 – Luna nueva
Sábado 29 – Luna en cuarto creciente

2.     Principales efemérides históricas de Noviembre 2014

Domingo 2 – 1957: El Sputnik 3 transporta la perrita Laika, primer ser vivo en el espacio
Domingo 2 – 2000: Primeros habitantes de la Estación Espacial Internacional, los cosmonautas rusos Yuri Gidzenko y Serguéi Krikaliov, y el astronauta estadounidense William Shepherd
Sábado 8 – 1656: Nace Edmund Halley, astrónomo inglés, calculó la órbita del cometa        que lleva su nombre
Domingo  9 – 1934: Nace Carl Sagan, astrónomo estadounidense
Martes 11 – 1572: El astrónomo Tycho Brahe observa una supernova
Miércoles 12 – 1980: La nave Voyager 1 cruza la órbita de Saturno
Viernes 14 – 2008: Se confirma en la estrella Fomalhaut la primera fotografía de un exoplaneta
Domingo 16: 1974: Envío del primer mensaje del radiotelescopio de Arecibo hacia el cúmulo M13 en Hercules
Lunes 17: 1970: Descenso en la Luna de la sonda Lunik 17 con el primer vehículo automático, el Lunokhod
Jueves 20 – 1998: Puesta en órbita del primer módulo de la Estación Espacial Internacional
Viernes 21 – 1783: Pilatre de Rozier efectúa el primer vuelo libre en globo
Sábado 22 – 1682: Edmund Halley observa el cometa que llevaría su nombre
Domingo 23 – 1885: Primera fotografía de una estrella fugaz
Miércoles 26 – 1965: Francia lanza su primer satélite artificial
Jueves 27 – 1971: La sonda soviética Mars 2, primera en impactar Marte
Sábado 29 – 1803: Nace Christian Doppler, físico sueco
Domingo 30 – 1954: Elizabeth Hodges es golpeada por un  meteorito de 5 kilos en Alabama.



domingo, 2 de noviembre de 2014

DÍA DE DIFUNTOS.

La muerte es algo que no debemos temer porque, mientras somos, la muerte no es y cuando la muerte es, nosotros no somos.
(Antonio Machado)

Tumba de José María Amador - Cementerio de San Pedro, Medellín

A diferencia de otros países Latinoamericanos, en Colombia no se hacen grandes ceremonias este día. Todo se limita a visitar los cementerios y criptas y a celebrar misas en memoria de los difuntos.


No se preparan comidas especiales, como los fiambres de Guatemala, que son consumidos en su visita al cementerio.  Tampoco hacemos en la casa los altares con las viandas preferidas del difunto. Tampoco tenemos los panes con forma humana de Bolivia..

Los matrimonios en honor a los muertos que se hacen en Ecuador tampoco los acostumbramos en Colombia, ni los “Tanta Wawas”, panetones en forma de bebes envueltos que elaboran ese día en Perú.

En México sí que celebran el día de difuntos a lo grande, es que han heredado muchos ritos y costumbres milenarias de sus ancestros Mayas y Aztecas. Para ellos el 1 de noviembre regresan las almas de los adultos muertos, y el 2 los de las niños difuntos. Las calaveras son un símbolo que no falta ese día representando la muerte y el renacer.

Lo que sí recuerdo es que hace tiempo ese día era algo tenebroso, entonces se hablaba de las ánimas benditas del purgatorio como si fueran entidades que interactuaran con sus familias, en especial en ese día de difuntos. Se les pedían favores y se les pagaban responsos  y sufragios para acortar su estadía en las llamas del purgatorio.

Todos creímos ciegamente en esas cosas, “Se conceden indulgencias plenarias, aplicable sólo a las almas del purgatorio, a los fieles cristianos que visiten piadosamente un cementerio (aunque sea mentalmente) y que oren por los difuntos”.

Al llegar al atrio encontrábamos a varios sacerdotes dispuestos a cantar o recitar los responsos a cambio de una pequeña o grande contribución, según fuera la voluntad de los fieles. Una vez que el sacerdote tenía  una lista razonable de nombres de difuntos para iniciar los rezos ingresaba al templo por el pasillo central seguido por los familiares y amigos de los muertos e iniciaba su inteligible recitación: V. “Ne recordéris peccáta mea, Dómine”. / R. “Dum véneris iudicáre sæculum per ignem”.  

Y así continuaba su oración el cura mientras caminaba muy lentamente hasta el presbiterio para salir nuevamente al atrio y recibir a otros deudos.

Esa  noche en los templos se celebraba la misa de difuntos y la gente asistía sin falta con el corazón compungido. Las mujeres iban de riguroso traje negro y sus reglamentarias chalinas; a lo mejor muchos no saben que a las damas no se les permitía entrar a los templos con la cabeza descubierta.

Tal vez no sea muy preciso en lo referente a los trozos de la oración que publico, pero de seguro si es algo muy aproximado a lo que se decía, es que esto fue hace buen tiempo cuando aún yo estaba muy pequeño.

Retazos de la vida que solo quedan en la memoria de los que los vivimos y que ya como tantas otras cosas se esfumaron en las nubes del tiempo.

Los animeros también hacían su agosto el primero de noviembre:
Del programa "Testigo directo" (Publicado el 22 abr. 2012): En Puerto Berrío (Antioquia), vive "El animero", un hombre que desde hace 12 años, se ha dedicado a ayudar a las almas sin pena para que puedan tener un descanso en paz. Estuvimos con él y algunos devotos en un ritual, a la medianoche...y en el cementerio.



Obviamente no voy a desearles un feliz día de difuntos, solo espero que en esta fecha recuerden y conserven los bonitos recuerdos de todos los que se nos han adelantado en este viaje, a veces corto, a veces largo de la vida.