sábado, 4 de marzo de 2017

VENDER UN LIBRO EN COLOMBIA

Es un parto de mula.


Ni más ni menos, vender un libro en Colombia es una hazaña. Según las estadísticas en el país solo se leen 1,9 libros por año, y generalmente mal leídos. Cuatro de seis estudiantes no entienden lo que leen, algo muy preocupante. 

En Chile y Argentina los lectores llevan a su casa un promedio de cinco libros por año, mientras que los alemanes y los noruegos llevan 17 por año. En Medellín tenemos una biblioteca por cada 107.144 habitantes, mientras que Bogotá  tiene una por cada 393.939 habitantes. 

Cañasgordas, Antioquia, mi amado pueblo, tiene una biblioteca para sus 16.763 habitantes, supera ampliamente a las grandes capitales, pero su promedio de lectores y de libros disponibles debe ser mucho más bajo.

Mi amigo Fabio Restrepo, reconocido actor de cine y televisión, me contó su experiencia en una de las ferias del libro de Bogotá. Editorial Planeta le había publicado su libro “Verdugo de verdugos”, que por cierto es muy entretenido. Un día se acomodó en su puesto para vender su obra, pero el asunto no anduvo nada bien, pues al concluir la jornada las ventas no fueron las esperadas. 

Cuando se organizaba para abandonar el sitio pasó el famoso escritor Héctor Abad Faciolince, el de “El olvido que seremos”. Saludó efusivamente a Fabio y le preguntó sobre las ventas  de su libro.

- Héctor, esto de vender libros es un parto de mula, solo vendí cuatro.
- ¿Cuatro? Le respondió el escritor con ojos de incrédulo.

Fabio se sintió algo avergonzado, pero Héctor Abad continuó…
- Pues te felicito, yo no vendí ni uno.

Youtuber Germán Garmendia 
A varios metros del puesto de Fabio había una gran tumulto que vociferaba, cosa que les llamó la atención.

- ¿Qué es lo que hay allá?, le preguntó Fabio  a un transeúnte.
- Mire, es el puesto de un muchacho, un Youtuber muy famoso que ha publicado un  libro. Ya le han traído varias cajas pues de inmediato se agotan.

Fabio y su amigo se quedaron pasmados, era sorprendente ver esto; un muchachito acabado de salir de la adolescencia ya era un éxito editorial. Héctor Abad y Fabio se miraron boquiabiertos, sin duda vender un libro en Colombia es un parto de mula, obviamente no para los Youtubers.

La Ñapa:
De hecho, muchos editores se quejaron de las malas ventas en aquel día que Germán y sus fans se tomaron el recinto ferial, que por una tarde estuvo más cerca de ser un festival para adolescentes consumidores de contenido digital, antes que de personas realmente interesadas en aprovechar la fiesta del libro por sus descuentos y conversatorios.
(Juan Pablo Calvás - 'Youtubers' o escritores. El Tiempo26 de abril de 2016)