lunes, 11 de julio de 2011

FACUNDO CABRAL

EL CANTOR Y EL POETA


No es un adiós Maestro, es un hasta pronto.

La Plata, Argentina 22 de mayo de 1937 – Ciudad de Guatemala julio 9 de 2011, Hijo de Sara y de Rodolfo.


La noticia nos tomó de sorpresa, la radio anunciaba que Facundo Cabral había sido asesinado. Quedé petrificado al oír ese inconcebible hecho, como alguien puede cegar la vida de un hombre que se había pasado la vida pregonando y dando amor, con una vocación y entrega incontrovertible, con esa pasión que solo le otorga la vida a los seres de luz. Se confirmaba que este es un mundo de locos, en el que no hay espacio para la verdad.

Su canción de cuna “Vuele bajo” fue uno de los éxitos de su carrera, grabada por numerosos artistas. El artista la compuso cuando apenas tenía 17 años.


“Un vagabundo en la calle me iluminó a Dios al relatarme el Sermón de la Montaña, entonces me sentí desamparado y necesité acunarme a mí mismo. Por eso volví corriendo y compuse ‘Vuele bajo’, allí comenzó todo”. (Facundo Cabral).

Fue analfabeta hasta los 14 años, enviudó a los 40 y conoció a su padre a los 46. Se confesó admirador de Jorge Luis Borges, a quien citaba de memoria en sus presentaciones, siempre en diálogo intimista con el público, Cabral se jactaba de haber recorrido al menos “165 países en casi 50 años” de trayectoria.

Facundo Cabral fué cantante, compositor, escritor y dibujante.

“Soy un agradecido de la vida, jamás pensé hacer tanto, nadie pensaba eso porque nadie daba nada por mí, yo soy un milagro”, dijo alguna vez Cabral sobre sí mismo.
Aquejado por problemas de salud, en los últimos años se movilizaba auxiliado por un bastón y lamentaba “ya no poder viajar tanto”.


Callaron al hombre, al empaque, pero no al espíritu que clamó por todo el mundo el amor, la paz y la justicia. Maestro, aceptamos con gusto esa herencia suya llena de frases cargadas de verdad y salpicadas a veces con fino humor, frases para ser habladas, cantadas, meditadas y finalmente, lo más importante, para ser parte de nuestras acciones diarias.

Citamos entonces aquí parte de esas palabras que fuiste regando por el mundo enredadas en las notas de tu guitarra, Hasta pronto Maestro, porque como lo recordabas con frecuencia, solo te has adelantado un poco a ese viaje ineludible, del que todos tenemos tiquete desde el momento en que nacemos.

“La vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie, el que murió simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja porque nos hace desconfiados “ Extracto del su poema, No estás deprimido, estás confundido”.

Cuando un pueblo trabaja dios lo respeta. Pero cuando un pueblo canta, dios lo ama.

Ama hasta convertirte en lo amado, es más, hasta convertirte en el amor.

Nacemos para vivir, por eso el capital más importante que tenemos es el tiempo, es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene limites y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos.

De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la tierra.

“Mi vida es caminar por la calle sin maletas, soy libre”, decía Cabral, que se jactaba de no tener propiedad alguna y cuya residencia eran cuartos de hoteles de Buenos Aires.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad.

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.
Borra el pasado para no repetirlo, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes, porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.

¡Pero no digas no puedo ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes!

"Bienaventurado el que no cambia el sueño de su vida por el pan de cada día."

"Bienaventurado el que sabe que compartir un dolor es dividirlo y compartir una alegría es multiplicarla."

"El conquistador por cuidar su conquista, se convierte en esclavo de lo que conquistó. Es decir, que jodiendo se jodió."

"Escapa de los que compran lo que no necesitan, con dinero que no tienen, para agradar a gente que no vale la pena."

"Estábamos un día en Nueva York y, a la salida del teatro Lincon Center, se me acercó un periodista y me espetó: “Señor Cabral, Yo estoy de acuerdo en todo lo que usted ha dicho esta noche, excepto en que Dios es siempre justo. Si Dios fuera siempre justo, usted debería tener tanto difusión, tanto éxito como Julio Iglesias.” A lo que yo le respondí: “Claro que Dios es siempre justo. Julio Iglesias tiene más difusión, más éxito que yo puesto que necesita del dinero mucho más que yo para vivir. Yo, que necesito más libertad que Julio para vivir, por eso Dios me hizo más libre."

"Fui analfabeta hasta los 14 años, por eso cuando me dicen ‘no puedo’, yo les digo ‘no jodas’."

"La gente es todo lo vieja que quiera ser. He visto algunas muchachas con 20 años totalmente envejecidas, por el contrario, conozco a una muchachita con 83 años, Teresa de Calcuta, que nos enseña a vivir todos los días."

"La pobreza no es una virtud, salvo que favorezca tu libertad."

"La sociedad humana esta tan mal por las fechorías de los malos, como por el silencio cómplice de los buenos."

"No canto por cantor, sino que digo por hombre."

"No era tan inteligente, seguro se perdió."

"Nunca voy con los que lloran y siempre con los que cantan. Los paisanos de mi pueblo cuando tienen un dolor, en lugar de andar llorando, cantan debajo del sol."

"Para vivir mejor, hay que ser mejor. Nadie puede hacerlo por vos."

¿Para qué quiero yo una agenda si solo hago lo que amo?.

"Que no nos distraigan las noticias."

"Si amas al dinero a lo sumo llegarás a un banco, pero si amas a la vida, seguramente llegarás a Dios."

"Si los malos supieran lo buen negocio que es ser bueno, serían buenos, aunque sólo fuera por negocio."

"Siempre, con lo que tengas, se puede, se debe empezar de nuevo. Tenemos el deber de ser felices."

"Tienes un cerebro como Einstein, tienes un corazón como Jesús, tienes dos manos como la Madre Teresa, tienes una voluntad como Moisés, tienes un alma como Gandhi, tienes un espíritu como Buda. Entonces, cómo puedes sentirte pobre y desdichado."

"En el Campo di Fiore, en el trastevere romano lo encontré, dándole migajas a las palomas. Le pregunté: ¿Usted es el que yo creo? y me dijo: Yo soy el que tú quieras. Le pregunté: ¿Usted es el maestro? Y me dijo: No, maestro es el que te puso delante de mí y a mí delante de ti. Yo soy Arthur Rubinstein".


VUELE BAJO




CABRAL HABLA DE SU VIDA





FACUNDO EN CONCIERTO


video