jueves, 19 de abril de 2012

BOTERO

FERNANDO BOTERO
"Apenas estoy aprendiendo a pintar"














Paisa de pura sepa, pero ante todo Colombiano y orgulloso de su Patria, el maestro Botero vino al mundo en Medellín un 19 de abril de 1932, es el segundo hijo del hogar de David Botero Mejía y Flora Angulo Jaramillo, sus hermanos son Juan David, el mayor), y Rodrigo, el menor. Sus primeras ilustraciones en 1948 las hizo para el periódico El Colombiano de Medellín, su amada ciudad, a la que regresa año tras año.


Desde los 15 años empezó a ejercer su vocación de dibujante y pintor y desde entonces ha corrido mucha agua bajo el puente. De jóven pintor que en su época de estudiante solía dibujar mujeres de los bares y prostíbulos en los barrios Guayaquil y Lovaina, pasó a ser el pintor contemporáneo más querido del mundo.

Ahora expone sus esculturas en las calles principales de grandes ciudades del mundo como Paris, Madrid, Barcelona, etc., logrando acercar el arte a la comunidad, la gente se agolpa en torno a sus fantásticas esculturas no solo para contemplarlarlas sino tambien para palparlas y montarlas, es que de una forma misteriosa sus esculturas atraen.

Han sido para Botero 65 años de evolución y refinamiento de su arte, arte que ejerce hasta ahora con profunda responsabilidad, humildad y afecto, al punto de declarar que ahora apenas está aprendiendo: "Mi trabajo es 10% inspiración y 90% transpiración". No ha perdido su acento paisa a pesar de llevar viviendo en Italia muchos años. Interrogado una vez por un periodista en la calle sobre como era que conservaba aún su acento, el le respondió: "Eso nunca se puede perder".

Y es por eso que sus raices se ven reflejadas en muchas de sus obras que representan épocas históricas de Colombia, el dolor y angustia de la violencia de los años cuarentas, la época de Pablo Escobar con sus espantosas secuelas, la hegemonía de la iglesia de años pasados, la familia Colombiana. Botero piensa que el oficio del artista, sin olvidar la estética como parte primordial de su trabajo, es plasmar hechos históricos para que nunca se olviden, que a veces la obra debe ser una denuncia sin pretenciones de cambiar el mundo. Recuerda entonces al Guernica de Pablo Picasso, si no hubiese el maestro Picasso pintado ese cuadro no se recordaría el horror del bombardeo a Guernica del año 1937 durante la guerra civil Española.
Maestro desde aquí nuestro sincero FELIZ CUMPLEAÑOS, y gracias por compartirnos su genialidad y talento.
Pueden ver una entrevista a Botero en la parte inferior de esta entrada.

Video en el octogésimo aniversario del maestro, editado por Horizontes TV.


video