jueves, 19 de enero de 2012

EL CELULAR

AUTISMO ELECTRÓNICO

La tecnología nos invade y queramos o no somos absorvidos por ella. A los que nos tocó el surgimiento de la tecnología electrónica fuimos testigos de las grandes maravillas que llegaban como por arte de magia. El artefacto rey de los hogares por mucho tiempo fue el radio, este ocupaba el lugar principal de los hogares y alrededor de el se reunía la familia, para escuchar noticias, música y radionovelas; familia que escucha radio unida, permanece unida. Esos aparatos eran grandes y pesados, trabajaban con válvulas electrónicas y al comienzo estaban en muebles de madera, hasta que con el descubrimiento de la vaquelita y el plástco tomaron un aspecto más moderno.

Pero las sorpresas apenas comenzaban, el radio tan pesado y
obligado a permanecer en el sitio de su conexión eléctrica cedió el paso al radio transistor, mucho más pequeño y completamente inalámbrico y móvil, equivalente inicialmente al teléfono inalámbrico que nos permitió una relativa movilidad y luego al teléfono celular.

El radio a transistores permitió que cada quien tuviera uno, inicando la desaparición de esas amenas veladas alrededor del radio grandote de la sala principal, unas por otras.

Pero la afición a la radio cayó dramáticamente con la invención de la televisión, que no es otra cosa que un radio con imágen. A Colombia la tele llegó en junio de1954. Todos queríamos tener un televisor en la casa, aunque entonces por su alto costo muy pocos podían lograrlo. Por suerte, en mi casa tuvimos el primer televisor de la calle en que vivíamos, desde entonces y por mucho tiempo se convirtió en el teatro improvisado de todos los niños de la cuadra, uno a uno llegaban, tocaban la puerta y con ojos de ternero huérfano decían: ¿“Me deja entrar a ver tilivisión?”.

Igual que los radios, los televisores funcionaban con grandes válvulas electrónicas e inicialmente sus muebles eran metálicos o de madera, hasta que la vaquelita les díó formas más bonitas y el transistor los hizo más livianos, la tv digital ya nos permite llevar el televisor, el radio y el teléfono en el bolsillo,
adios a las reuniones familiares.


EL VERDADERO NOMBRE DEL CHAVO DEL 8
JUEGOS DE LA CALLE

Los juegos que disfruté en la niñez eran los de la calle, al estilo de los que vemos en el Chavo del 8, que a propósito descubrí recientemente su verdadero nombre, lo dice a media voz en uno de sus capítulos. Cuando Don Ramón se lo pregunta, el responde casi inteligiblemente: “Filiberto”, Don Ramón al no entender bien le replica: ¿Fili qué? y el chavo para ocultar lo dicho dice que más bien le dicen "Chente", que ese es su amigo invisible, es una buena estrategia para tratar de ocultar su nombre. Coincide esto con algo que acabo de ver en Google: "El nombre verdadero del Chavo era Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi, se lo puso Roberto Gomez Bolaños", más curioso es que de ser así, este es el nombre de Roberto Valentino, parece que el misterio se devela. Pero esa será otra historia.

Siguiendo con los juegos de la calle, jugábamos hasta el cansancio, chucha (En otros sitios llamado “La lleva”), estatua, canicas, escodidijo, a elevar cometas (Papalotes), tirar el tropo, valero (Pirinola), yoyo, etc., eran innumerables las opciones y de verdad que los disfutábamos, al tiempo que desarrollábamos mente y cuerpo.

De repente llegó el primer juego electrónico, el telebolito, se enloqueció la chiquillada y todos nos volvimos teleboloadictos, a pesar de que era muy sencillo este videojuego nosotros lo veíamos como lo último en guaracha, adios a los juegos de la calle. El desarrollo de estos nuevos juegos fue vertiginoso, llegó el atari, con cartuchos que daban la posibilidad de más juegos y con mejores graficos, el playstation , el xbox y el wii, ahora son impresionantes por su calidad de video y audio.

Todo lo expuesto anteriormente, más un computador, un GPS, una grabadora de audio, una cámara fotográfica y de video, se puede llevar en él bolsillo de la camisa, y lo olvidaba, también sirve de teléfono. Si, es el móvil, en un pequeño artefacto que se ha convertido en el rey de los cachivaches. Se supone que sirve para comunicar a sus usuarios sin importar la distancia, pero parece que logra todo lo contrario, escuché esto: “El celular sirve para acercarnos a los que están lejos y alejarnos de los que tenemos cerca”, el autismo electrónico.

Nada más incómodo que hablarle a alguien que con un celular en la mano finge escucharnos, sin dejar de teclear mensajes. Se sorprende uno al ver personas que gastan su salario para adquirir el equipo más sofisticado con el plan más costoso, y seguramente con la nevera vacía. Como decía un niño en la película "La vendedora de rosas": Pa que zapatos si no hay casa.


Este video de argentuzo colgado en youtube me gustó mucho.




video

martes, 17 de enero de 2012

SOPA DE OSCURANTISMO

NUEVA EPOCA DE OSCURANTISMO
SOPA DEL SIGLO XXI


Se veía venir la reacción de los poderosos caballeros que ostentaban el poder del nuevo feudalismo, ellos de pronto vieron en la placa luminosa del gran oráculo una gran amenaza para su ancestral dominio, la ignorancia que había sido su principal herramienta para garantizar su tenebroso gobierno cedía peligrosamente con el advenimiento de este inesperado maestro que siempre estaba dispuesto a decir tantas verdades inconvenientes.

Al pricipio la placa del saber solo era diversión y hasta aliada suya, pero de repente el oráculo irrumpió ofreciendo la manzana del árbol de la sabiduría, del bien y del mal, todo el conocimiento al alcance de la gente común, de sus vasallos. Temblaron sus gobiernos, cayeron leyes impúdicas y muchos pueblos se alzaron, el sistema económico inventado por ellos y basado en la nada se colapsó al poner en evidencia sus oscuras acciones.

El poder de los medios masivos de información, que digo, de desinformación, quedaron al nivel de sus ridículas mentiras, sus aterradoras manipulaciones para invadir y asesinar a pueblos enteros partiendo de una supuesta defensa del mundo quedó al descubierto cuando el Gurú corrió el velo que ocultaba su verdadero motivo: La codicia, esto no lo podían permitir los amos del planeta.

Se veía venir la persecusión implacable a los que osaran seguir al gurú de la placa luminosa, a los que dieran un solo mordisco a la manzana de la verdad. Crearon en su infinita “sabiduría” una ley digna de sus ancestrales predecesores de la época del oscurantismo, una ley que restringiera el acceso al árbol del bien y el mal pero sin que nadie lo sospechara, aducirían que los controles solo serían para proteger los derechos de autor de los productos allí colgados. Los imagino sentados alrededor de una gran mesa en su gruta secreta, inventando estrategias para controlar la gran amenaza que se cernía sobre ellos, con sus rostros congestionados de ira y sus cabellos blancos como nieve comiéndose la SOPA. Eran los dueños del poder y el poder es para poder, se decian para animarse a emprender su impostergable empresa.

Instalarían cámaras por doquier con la ingenuidad o aquiescencia de sus títeres mayores, interceptarían las líneas teléfónicas, obligarían a los proveedores a rastrear a los que se alimentaran con el fruto de la verdad, esa verdad que a toda costa debería seguir oculta a los profanos, porque la verdad los haría libres y el solo pensar esto los horrorizaba.

Esto se veía llegar, los allanamientos, decomisos y destrucción de equipos, detenciones, desapariciones, fortuitos accidentes y asesinatos disfrazados de enfermedades terminales. Los líderes de la manzana huyeron a las nuevas catacumbas en las entrañas de las ciudades para poder seguir compartiendo la verdad a través de sus redes inalámbricas. El mudo se sumía en una nueva época de oscurantismo y la resistencia apenas comenzaba.

Esto se veía llegar, los visionarios vuelven a estar presentes sin proponérselo, o tal ves si, pudieron intuír basados en sus conocimientos cosas que se podrían dar en el futuro. Es el caso del escritor Estaudinense Ray Bradbury que describe en su novela Fahrenheit 451 una aterradora historia que sitúa en el futuro, narra en ella la forma en que se desata una espantosa persecusión para eliminar el patrimonio literario de la humanidad. Esta novela fue escrita en 1953.

Se hizo posteriormente en 1966 la película Fahrenheit 451 con la dirección de Francois Truffaut que es recomendada por los niveles de suspenso y humor negro que contiene. En Fahrenheit 45l el objetivo del gobierno es impedir que los ciudadanos tengan acceso a los libros, pues vela por que los ciudadanos sean “felices”, que no cuestionen sus acciones y rindan en sus labores.

Siempre que que las clases dominantes han querido sostenerse en el poder optan por ejercer estos deplorables métodos que solo buscan mentener al pueblo en la ignorancia, en la oscuridad.

No podemos olvidar otra novela profética publicada en 1949, esta si más cercana a la realidad de nuestra sociedad actual, es 1984 de George Orwell, obra que nos narra a que punto puede llegar el control y sometimiento de un pueblo. el gran hermano es omnipresente y nada se mueve sin que el gran hermano lo sepa, aterradora posibilidad que tal vez ya estemos viviendo.