sábado, 1 de marzo de 2014

LA PIEZA PERDIDA


A PROPÓSITO DE TELETÓN

Es bueno ver que tanta gente y tantas empresas se vinculen a esta noble causa. Emociona ver como el marcador va subiendo en el transcurso del programa hasta alcanzar una respetable suma de dinero, que finalmente siempre esperamos sea administrada con idoneidad y transparencia.
Saber que tantos, hombres, mujeres y niños recuperarán su calidad de vida y hasta su movilidad no puede menos que demostrar que este es un país sensible y solidario.

LA PIEZA PERDIDA

Pero,  me queda flotando la idea de que falta algo para que este rompecabezas quede completo, una pieza que desde hace mucho y tal vez desde siempre se ha quedado atorada en algún doblez del fondo de la caja.

Es la pieza que representa la participación estatal, esa ficha que para ser justos debería de ser ficha a convertirse en la figura total que garantice la plena atención de la salud de todos los colombianos.

En esta época en que se discute la polémica reforma de la salud, escuché en una entrevista, si no mal recuerdo, al ministro de salud diciendo que la cobertura total de la salud era imposible dado su alto costo, y remató diciendo que tan era así que ningún país del mundo la tenía.

Recordé inmediatamente lo que vi en “Sicko”, un documental de Michael Moore. En este documental se hace una “crítica a las grandes compañías de servicios de salud estadounidenses y muestra las dificultades, de millones de estadounidenses para acceder a un sistema de salud de calidad y universal. Sicko se propone, fundamentalmente, reflexionar sobre la naturaleza del sistema y llama al pueblo estadounidense a demandar cambios políticos que lleven al sistema a acercarse a la sanidad universal gratuita que gozan otros países mostrados en la cinta: Francia, Canadá, Reino Unido y Cuba. (WikipediA)

El ministro debería ver el documental para que se entere de que si es posible.

Entonces en mi irremediable imaginación y optimismo veo que alguien encuentra la ficha del rompecabezas que había estado atorada en el pliegue del fondo de la caja, lo observo con gran interés mientras él la mira embelesado, analizándola y tratando de relacionarla con la imagen total. Es que solo hasta que esa ficha encaje en el espacio de forma correcta se revelará el sentido y la verdad que había estado oculta. Finalmente su mano se dirige a ese pequeño espacio vacío y hábilmente la encaja y puede leer su mensaje: “Si se puede”.

Atina a girar la figura y la pone sobre la mesa. Ahora en ese envés encuentra la clave para poner en marcha lo que otros decían que era imposible.

¿Cuánto dinero se pierde en este país gracias a la corrupción que nos ataca por todos los flancos?, es bien conocida la escandalosa defraudación de algunas encopetadas EPS, de los intermediarios de los medicamentos y de los suministros hospitalarios. Ah, y de la mermelada que compra conciencias con el dinero del estado, que al fin de cuentas es del pueblo.

No quiero entrar en detalles pues ni soy experto haciendo cuentas ni quiero hacerme extenso en este tema, que ya ha sido publicado y sigue disponible en la red. Sumemos la defraudación de los carruseles de la contratación, los maquillajes contables de algunas grandes corporaciones, etc., etc.

Que los expertos sigan haciendo la cuenta para que al ver el saldo final veamos que si hay recursos, que el mensaje del rompecabezas dice la verdad.

Y mientras tanto sigo esperando que llegue este personaje que no tenga miedo de sacudir la caja del rompecabezas y que no descanse hasta hallar la ficha perdida… Esa que cambiará el rumbo de esta Patria que se merece cosas y dirigentes mejores.

Ver SICKO (1 Hora 58 Minutos)